Posibles soluciones a la crisis financiera que enfrenta Transcaribe

El Sistema Integrado de Transporte Masivo (Transcaribe) se mantendrá hasta que la entidad tenga listo un plan de contingencia para solucionar el recaudo, luego de que Dataprom, la firma proveedora del software y la tecnología a cargo del recaudo de Transcaribe e integrante del Consorcio Colcard, dejara de operar desde el 21 de marzo debido a la crisis financiera.

La deuda que tiene en crisis al sistema es de $43 mil millones y tiene al SITM en riesgo de parálisis, según la gerente de Transcaribe, Sindry Camargo. Ante la situación la exalcaldesa Yolanda Wong dio posibles soluciones que podrían permitir que el Distrito de Cartagena, en cabeza del alcalde William Dau, obtenga el dinero para pagar la deuda y poner al sistema en marcha otra vez.

Utilizar el Superávit de 2019 y 2020
El superávit es el dinero que queda de las vigencias que no se ejecutaron. En Cartagena ese presupuesto en 2019 y 2020 corresponde según Wong, a un total de $45 mil millones, que propone se utilice para sustentar el total o al menos un porcentaje significativo que sirva el colchón para el tema del déficit de Transcaribe.

La exalcaldesa explicó que hay que hacer un plan de contingencia, sentándose con los operadores para renegociar los contratos y ponerle un plazo, que no debería ser superior a 10 días y no pararse de la mesa si pasan los días, hasta tanto no tener la solución de financiación.

Su solución del uso del superávit, está directamente relacionada con el hecho de que esto no implicaría un crédito que necesite asumir la Alcaldía, pero todas estas propuestas deben ser revisadas y aprobadas por el Concejo de Cartagena, en caso de que se pongan sobre la mesa.

Incorporación de Saneamiento Fiscal
El alcalde podría de alguna manera con lo que va a incorporar al presupuesto, vía saneamiento fiscal, usar el 50% de la tasa para invertirlo en Transcaribe. Eso es posible”, dijo Wong.

Sin embargo, de acuerdo con el anterior secretario de Hacienda, Dewin Pérez, se aprobaron $37 mil millones para pagar cuentas del nivel central de la Alcaldía mayor del distrito, así como el déficit parcial del IDER y del DATT. Es decir, que los $37.086.183.903 fueron pagados por la administración distrital a sus acreedores.

Este presupuesto fue destinado al cumplimiento de obligaciones que legalmente contrajo la administración distrital por sentencias y conciliaciones, por un monto de $32.703.866.418 para el pago de subsidios de arriendo ordenados por un juez de la república para familias que habitaban edificios construidos por “El Clan de los Quiroz. Seguidamente se pagarán montos por concepto de ejecución de obras, estudios e interventorías, prestaciones de servicios por personas y naturales”, dijo Pérez a finales de 2020.

Pignoraciones
Como última opción Wong propone que se pignore el 20% de la sobretasa de la gasolina y que el 80% se destine para inversión social. “También se puede allanar la vía de utilizar las acciones de sociedad portuaria y hacer también una pignoración del 20%. Entonces, sería sobretasa o Sociedad Portuaria”, dijo la exalcaldesa.

Wong dice que es importante entender que el Distrito es socio de Transcaribe y también es socio en la operación. Es decir, que es ente gestor y socio de la operación, lo que significa que lo que pase a Transcaribe afecta directamente a la Alcaldía y a los recursos de la ciudad.

En estos momentos no sabemos qué prioridades tiene el Distrito cuando los ingresos por impuesto predial y por industria y comercio se han venido al piso. Se debe buscar de manera inmediata mediante una decisión de la hacienda pública, que puede ser por un acuerdo entre las entidades involucradas para dar tranquilidad a los recaudadores, los operadores y también la banca. Pero en realidad lo que ayudará a Transcaribe es una reestructuración de su modelo, una que no involucre al Distrito como operador, dijo el concejal Pión. El concejal y la exalcaldesa coinciden en que tener a la Alcaldía involucrada directamente en la financiación del SITM no ha resultado viable. Otro tema que se destacó es el de la tarifa técnica y la tarifa comercial, estas nunca han coincidido y eso ha afectado poco a poco al sistema, especialmente después de la pandemia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *