Jóvenes franceses fueron arrestados por subirse a la estatua del Cristo Redentor

Dos jóvenes franceses fueron arrestados después de ver el amanecer sobre la imponente estatua del Cristo Redentor, un monumento icónico que ofrece una vista única de Rio de Janeiro.

Clément Dumais, de 28 años, y Paul Roux-dit-Buisson, de 27, se quedaron tras el cierre del ingreso a visitantes y pasaron la noche del domingo cerca de la estatua de 38 metros de altura, para ver la salida del sol sobre la «cidade maravilhosa» y su majestuosa bahía de Guanabara.

Antes del amanecer, los dos franceses entraron al Cristo, subieron por una escalera que serpentea dentro del monumento, y salieron por una escotilla ubicada en uno de los brazos. La distancia de una mano a la otra de la estatua del Cristo, que tiene los brazos abiertos, es de 28 metros.

«Estábamos parados sobre los brazos y la cabeza de Cristo y un guardia de seguridad nos vio», dijo a la AFP Roux-dit-Buisson.

La aventura terminó ahí para los dos jóvenes, detenidos el lunes por la policía, que fue poco sensible a las explicaciones sobre su enfoque artístico.

Ambos fueron liberados tras el pago de una fianza de 10.000 reales (1.600 euros) y ahora deberán comparecer ante un juez.

La policía turística de Rio evitó pronunciarse sobre este asunto y explicó que estaba verificando los hechos. Tambien confiscó todas las fotos y videos del amanecer desde el Cristo, una aventura bastante infructuosa para los franceses, que llevan diez años publicando imágenes de sus hazañas en sus redes sociales y en su canal de YouTube.

«Pero la vista era bonita. Pocos pueden verla», dijo Roux-dit-Buisson, más conocido en las redes sociales como Paul RDB. «Pudimos ponernos en la piel de Cristo».

Aficionados a las emociones fuertes, los dos franceses, que se describen como «atletas de parkour» muy entrenados en alturas y aficionados a la escalada, acumulan aventuras en edificios emblemáticos de Dubai, Nueva York o París. En esta última ciudad escalaron la Torre Eiffel.

«No hacemos mucho autorizado, en general», admite Paul RDB. Pero «respetamos lo que admiramos. No solo trepamos (edificios) por diversión», dice. «Descubrimos que el Corcovado (Cristo) era una gran obra».

La estatua del Cristo Redentor, cuyo 90º aniversario se celebrará en octubre, acaba de ser restaurada con escaladores profesionales equipados con arneses y colgando en el vacío.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *