Francia espera agilizar vacunación anticovid con 35 vacunódromos

Francia abrirá 35 grandes centros de vacunación en los próximos días para acelerar el ritmo de las inoculaciones, según declaró una ministra del gobierno de Emmanuel Macron, blanco de críticas por la lentitud de la campaña.

«Estamos trabajando con los representantes locales para ponerlos en marcha», declaró la ministra de Industria, Agnès Pannier-Runacher, al canal BFMTV.

En un inicio Francia se había negado a crear estos centros para dispensar vacunas en grandes cantidades tras el fracaso de los vacunódromos que puso en pie durante la pandemia de gripe porcina H1N1 en 2009.

Hasta ahora, las vacunas se dispensaban en asilos de ancianos, hospitales, consultorios médicos y farmacias. Sin embargo, el ministro de Salud, Olivier Véran, anunció que Francia seguirá el ejemplo de países como Estados Unidos y Reino Unido, que han convertido estadios en centros de vacunación.

«El servicio de salud del ejército trabajará en el desarrollo de un cierto número de grandes centros de vacunación», dijo, añadiendo que habría al menos 35 en todo el país.

Tras un comienzo lento a finales de diciembre y enero, la campaña de vacunación de Francia se ha acelerado. Pero con la rápida propagación de las variantes más infecciosas de COVID-19, el número de casos ha vuelto a aumentar, lo que ha llevado al gobierno a poner parte del país, incluido París, bajo un confinamiento parcial.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, instó hoy mismo a vacunar «mañana, tarde y noche» para vencer la COVID-19 y aseguró que el país está luchando por obtener las dosis de vacunas que le debe AstraZeneca.

No hay fines de semana ni días feriados para la vacunación que está en el corazón de la batalla contra el virus, indicó Macron, durante una visita en un centro en la ciudad de Valenciennes.

El jefe de Estado aseguró que está luchando por obtener dosis y que Francia seguirá presionando extremadamente fuerte al laboratorio AstraZeneca para que cumpla sus contratos.

La vacunación con AstraZeneca, suspendida a mediados de marzo tras sospechas sobre posibles efectos secundarios graves, se está reanudando gradualmente tras recibir luz verde de las autoridades farmacéuticas europeas y francesas.

En Francia, la Alta Autoridad de Salud (HAS) recomendó sin embargo reservar la vacuna de AstraZeneca a las personas de 55 años y más.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *