Estados Unidos despliega nuevas tropas tras fortalecer vínculos con Alemania

Estados Unidos dio vuelta a la página de su amarga relación con Alemania bajo el gobierno del expresidente Donald Trump al anunciar en Berlín el despliegue de tropas adicionales y silenciar la disputa sobre el gasoducto Nord Stream.

El secretario de Defensa Llyod Austin, en su primera visita a Alemania, declaró, «Hoy me complace anunciar que vamos a aumentar la presencia de las fuerzas estadounidenses en Alemania. Informé a la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer sobre nuestra intención de enviar de manera permanente 500 militares estadounidenses adicionales a la región de Wiesbaden a partir de este otoño boreal», señaló el secretario de Estado.

«Es una excelente noticia que el presidente Joe Biden no sólo haya anunciado que se abandonaron los planes de retirada, sino que, al contrario, las tropas en Alemania serán reforzadas», se congratuló la ministra alemana, que ve esto como una señal muy fuerte de unidad.

Este anuncio es contrario a la actitud tomada durante la presidencia de Trump, quien criticó constantemente la que consideraba insuficiente participación financiera alemana en los gastos de la OTAN.

La presencia estadounidense disminuyó en forma notable desde la caída del Muro de Berlín, pasando de 200.000 soldados en 1990 a 34.500 este año.

Trump pensaba seguir reduciendo el despliegue estadounidense, lo que había generado sorpresa luego que en años anteriores Estados Unidos modernizara sus bases en Alemania.

El secretario de Defensa Austin prometió que Alemania continuará siendo un importante socio en materia de seguridad y economía de Estados Unidos durante los próximos años.

«Es por ello que el refuerzo de nuestras relaciones con Alemania es una de las grandes prioridades de la administración Biden-Harris», declaró.

El controvertido gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2, que está a punto de ser terminado, y al que Estados Unidos se opone, no empañaría esta relación.

«Hemos manifestado nuestra oposición a este acuerdo y a la influencia que le confiere a Rusia. Pero no dejaremos que este asunto sea un estorbo en el camino de la gran relación que tenemos con Alemania», aseguró Austin.

El nuevo gobierno demócrata ha advertido durante las últimas semanas que todas las entidades implicadas en la construcción del gasoducto, incluidas varias empresas alemanas, serán sancionadas por Estados Unidos si no se retiran del proyecto de manera inmediata.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *