En Alemania podrían decretar una cuarentena nacional

El sistema de salud está sometido a una presión amenazadora, advirtió Ulrike Demmer en una rueda de prensa.
«Por eso se justifican los llamados a un confinamiento corto y uniforme», indicó una portavoz del gobierno.

La canciller Angela Merkel es favorable a la aplicación de un confinamiento corto y uniforme en toda Alemania, para frenar el aumento de los contagios por COVID-19, consideró la portavoz.

El número de pacientes en cuidados intensivos ha aumentado un 5% en un día, advirtió la portavoz del gobierno. La tasa de incidencia de siete días alcanzó el miércoles 110,1 en Alemania, con 9.677 casos registrados oficialmente y 298 muertes en 24 horas, según el instituto Robert Koch de vigilancia sanitaria.

Necesitamos una incidencia inferior a 100, argumentó Demmer, advirtiendo que los datos actuales probablemente sean parciales debido al largo fin de semana de Pascua.

Uno de los posibles candidatos a suceder a la canciller, el líder del partido conservador CDU, Armin Laschet, defendió en los últimos días un confinamiento de dos o tres semanas para bajar la tasa de incidencia hasta que la campaña de vacunación surta efecto. Sin embargo, se mostró impreciso sobre las modalidades, especialmente en lo que respecta a posibles nuevos cierres de escuelas y guarderías.

La vacuna del laboratorio anglosueco AstraZeneca sigue en la picota por su posible relación con coágulos sanguíneos graves. «Está claro que hay un vínculo con la vacuna, que provoca esa reacción. Sin embargo, aún no sabemos por qué», aseguró a un diario italiano Marco Cavaleri, responsable de estrategia de las vacunas de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Varios países decidieron dejar de administrar esta vacuna en algunas franjas de edad, entre ellos Francia, Alemania y Canadá.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *