Brasil creó vacuna anticovid propia y la probarán en humanos

Brasil anunció sobre su primera vacuna de fabricación nacional, la Butanvac, desarrollada por el estatal Instituto Butantán y que espera la autorización de las entidades reguladoras para comenzar de manera inmediata a ser probada en humanos, según anticipó el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria.

En una rueda de prensa en la sede del laboratorio estatal en Sao Paulo, Joao Doria declaró, Es un anuncio histórico para el mundo. La vacuna cien por cien nacional, con pruebas prometedoras y fruto del trabajo de una institución de 120 años de existencia, que es el mayor productor de vacunas del Hemisferio Sur».

«Tenemos una noticia espectacular, que nos llena de esperanza con relación a la salud, a la ciencia y a la vida. Fruto del trabajo de los científicos del Butantán a lo largo de varios meses de dedicación y que estaremos presentando para la comunidad científica de Brasil e internacional», señaló Doria.

El Instituto Butantán actualmente envasa y desarrolla también la producción de la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac y que atiende el 90 % de la vacunación en Brasil. El otro 10 % restante es con el inmunizante de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca y la universidad británica de Oxford.

La misma institución realiza estudios clínicos en Brasil, autorizados por el ente regulador, de cara a experimentar un suero elaborado a partir de un virus inactivado por radiación y aplicado a caballos, que produce anticuerpos IgG y cuya sangre fue extraída y purificada con una técnica utilizada también durante décadas.

En la rueda de prensa, Covas detalló que la nueva vacuna será desarrollada a partir de la misma tecnología utilizada para el inmunizante de la gripe, usada desde hace décadas por ese centro inmunológico.

«No existe ninguna vacuna en el mundo producida en huevo embrionario y tendrá un costo bien inferior a las que están siendo usadas», aseveró Covas, quien indicó que en el consorcio para el inmunizante participan también Vietnam y Tailandia, países en los que se realizarán las pruebas clínicas en humanos.

«Nuestro compromiso es ofrecer esta vacuna para países de renta baja y media que es donde necesitamos combatir la pandemia. La pandemia puede estar bajo control en Norteamérica y Europa, pero el virus seguirá en los países de África, Asia y América Latina», agregó Covas, quien no detalló los costos del proyecto.

Sin interferir en el proceso y el cronograma de la Coronavac, enfatizó Doria, el Instituto Butantán tiene «ya una capacidad de producción de 160 millones por año, con diferentes tipos de vacunas, pero en mayo podremos producir 40 millones de la nueva y esperamos comenzar a aplicarla en el segundo semestre de este año».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *