contador gratuito
No icon

Washington DC y Virginia declaran emergencia y las autoridades piden la evacuación de más de un mill

Un millón de estadounideses tienen que evacuar por el “extremadamente peligroso” huracán Florence

El huracán Florence amenaza con provocar inundaciones "catastróficas", según las autoridades, a medida que se acerca velozmente a la la costa este de Estados Unidos. El ciclón, de categoría 4 en una escala de 5, tocará tierra probablemente este jueves, afectando principalmente a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Las autoridades han dado la orden de evacuación a un millón y medio de posibles perjudicados en los tres Estados. Maryland y la ciudad de Washington han declarado este martes situación de emergencia. Los técnicos han advertido de que la tormenta tropical será "extremadamente peligrosa" cuando azote la costa sureste del país. Por su parte, el presidente Donald Trump aseguró que su Administración está "totalmente preparada" para responder.

Con vientos máximos de 215 kilómetros por hora, el huracán Florence puede que alcance la máxima categoría en la escala de Saffir Simpson. Su robustecimiento ha sido continuo, pero está previsto que se debilite cuando llegue a la frontera de Carolina del Norte y del Sur este jueves. "Esta tormenta va a impactar de manera directa", advirtió este martes Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), aludiendo a los daños masivos, inundaciones y cortes de energía. Byard instó a los residentes en que deben evacuar, señalando que Florence es "la tormenta más fuerte" en esta zona del país "en décadas". Trump, en la línea, se dirgió a los posibles afectados a través de Twitter: "¡Estén preparados, tengan cuidado y estén a SALVO!". La posición del mandatario es optimista respecto a la capacidad de respuesta.

Según un probable patrón de trayectoria, el centro de Florence se moverá por el suroeste del Atlántico entre Bermudas y las Bahamas hasta este miércoles, y se acercará a la costa de Carolina del Norte o del Sur entre el jueves y viernes. Los expertos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) prevén que el ciclón se intensifique aún más en las próximas 24 horas y se mantenga como un huracán "extremadamente peligroso". "El tamaño de Florence es asombroso", advirtió el director del NHC, Ken Graham, y agregó que "podría cubrir de nubes facilmente varios Estados. Esto no es solo un evento costero", puntualizó. Byard, de la FEMA, advirtió de que será "una recuperación a largo plazo. No va a ser una tormenta de la que nos recuperemos en unos días".

La amenaza de inundaciones en el interior se extenderá hasta la próxima semana en algunas zonas de Tennessee, Georgia, Virginia Occidental, Ohio, Pensilvania, además de los Estados ya mencionados. La situación de emergencia declarado en las potenciales zonas afectadas -ratificada por el presidente- permite liberar fondos federales. Trump dijo que había hablado con los respectivos gobernadores y que "el gobierno federal está listo para asistir". "El huracán Florence tiene el potencial de causar inundaciones catastróficas, especialmente en las zonas costeras" lamentó este martes Ralph Northam, gobernador de Virginia.

La oficina de Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, reconoció este lunes que ya se están sintiendo los efectos de Florence. La costa del Estado presenta fuertes marejadas, corrientes y oleaje. "Todos en Carolina del Norte deben mantenerse atentos a Florence y prepararse para su impacto más avanzada la semana", advirtió Cooper. "No queremos arriesgar una sola vida en Carolina del Sur", dijo el gobernador Henry McMaster en una rueda de prensa donde ordenó la evacuación completa del litoral para mañana martes.

El despacho de Ralph Northam, gobernador de Virginia, calificó el huracán como "el más importante en décadas" para el Estado, y advirtió de la posibilidad de "inundaciones catastróficas, fuertes vientos y posiblemente amplios cortes de energía". "La mayor amenaza de los huracanes no son los vientos fuertes, sino que las inundaciones son la consecuencia más mortífera de estas tormentas", agregó.

Trump canceló un mitin programado para el viernes en Jackson, Mississippi, por seguridad. La ciudad es una de las posibles víctimas de los vientos y agua que arrastra Florence.

Septiembre es el mes más activo para los huracanes en el Atlántico. Actualmente hay otros dos huracanes circulando pero que aún no suponen una amenaza: Isaac, que está camino de atravesar las Antillas Menores (que incluyen a Barbados y Santa Lucía) y Helen, categoría 2, que se encuentra al sur de las islas de Cabo Verde, en la costa noroeste africana.

Comment As:

Comment (0)