contador gratuito
No icon

El órgano, integrado solo por chavistas, aprueba continuar con el enjuiciamiento al líder opositor

La Asamblea Constituyente le quita la inmunidad a Juan Guaidó

La Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, integrada solo por chavistas, revocó el martes la inmunidad parlamentaria al líder de la oposición, Juan Guaidó, en una intensificación de la presión contra el congresista que quiere derrocar al dirigente autócrata venezolano.

La Asamblea Constituyente, un todopoderoso órgano político creado en 2017 para eludir a la Asamblea Nacional –el parlamento venezolano que preside Guaidó–, votó por unanimidad a favor de la recomendación del máximo tribunal de Venezuela, también leal a Maduro.

l decreto constituyente aprobado el martes por unanimidad por el foro chavista establece “autorizar la continuación del enjuiciamiento” de Guaidó sin hacer mención formalmente el término inmunidad que, según la constitución vigente, solo puede ser levantada con autorización del Parlamento.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional dominada por la oposición, está acusado de incitar a la violencia y mentir sobre sus finanzas personales, además de ignorar una prohibición de viajar, la cual violó al salir del país para reunir apoyo internacional a un cambio de régimen.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente, dijo después de la votación que había que dar tiempo a la justicia y que, más temprano que tarde, el ala derecha terrorista tendría que pagar ante la Constitución y la ley los males cometidos contra el pueblo.

Instituciones al servicio de Maduro
La medida permite el procesamiento y posible destitución del principal rival de Maduro, pero no está claro qué efecto tendrá, si es que lo tiene, en su esfuerzo por poner fin a veinte años de Gobierno socialista. Guaidó, quien ha sido reconocido por Estados Unidos y otras 50 naciones como jefe legítimo del Estado de Venezuela, dice que el Tribunal Supremo y la Asamblea Constituyente son instituciones títeres que carecen de autoridad real. En declaraciones después de la votación, Guaidó dijo que la medida del Gobierno era sencillamente una nueva persecución política.

El líder opositor aseguró que la autorización de un enjuiciamiento es una intimidación que no lo detendrá. “No va a ser la violencia, la intimidación la que nos detenga”, dijo el líder opositor una hora después de que la ANC aprobara un exhorto del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que pidió quitarle la inmunidad parlamentaria. También hizo un llamamiento a otra protesta para el sábado con el fin de presionar por un “cese definitivo” a lo que él llama un régimen ilegítimo

Las autoridades abrieron una investigación en enero después de que el parlamentario de 35 años invocase la Carta de Venezuela para constituir un Gobierno interino e iniciase una ola de protestas nacionales. Guaidó ganó rápidamente reconocimiento internacional después de que Maduro comenzara otro mandato de seis años tras las elecciones de 2018, que se considera que estuvieron manipuladas.

Desafío a Estados Unidos
La Corte Suprema congeló los activos de Guaidó y le prohibió salir del país, pero éste atravesó la frontera colombiana en febrero para recorrer América Latina y reunirse con varios jefes de Estado mientras reunía apoyo regional e internacional.

Las medidas del régimen de Maduro constituyen el desafío más reciente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Estados Unidos ha advertido explícitamente en contra de un daño al líder de la oposición y ha intensificado las sanciones en contra de Venezuela y los cargos del régimen. El mes pasado, la policía de inteligencia venezolana allanó la casa del jefe de personal de Guaidó en medio de la noche, acusándolo de liderar una ‘célula terrorista’.

El equipo de Guaidó dice que las acusaciones son falsas y que los aliados de Maduro buscan chivos expiatorios a un creciente movimiento de protesta después de años de corrupción y mala administración.

El país rico en petróleo está sofocado por la hiperinflación, el hambre y los apagones que dificultan la vida cotidiana para los habitantes tanto de ciudades remotas como de principales urbes. Por su parte, Maduro insiste en que los problemas del país no son el resultado de un Gobierno deficiente, sino del sabotaje orquestado por sus oponentes en el país y en el extranjero.

La oposición ha pedido a sus seguidores que se sumen a otra ronda de protestas nacionales este sábado, tras una ola de cortes de electricidad y escasez de agua.

Comment As:

Comment (0)