contador gratuito
No icon

La peor parte la sufrirán en Andalucía occidental, Extremadura y oeste de Castilla-la Mancha y solo

45 grados de día y 25 de noche, así es la ola de calor que comenzará el miércoles

España va a sufrir la primera hora de calor del verano a partir del miércoles 1 de agosto, que se extenderá "por lo menos hasta el domingo", ha confirmado en un aviso especial la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ya alertó el pasado viernes de que era muy probable que se produjera. Como valores máximos, según precisa a este diario uno de sus portavoces, Rubén del Campo, se pueden llegar a alcanzar los 45 grados en el valle del Guadalquivir el jueves. Pero lo más destacable del fenómeno, que del solo se escaparán las Canarias, es que las mínimas también van a ser muy altas y se espera que en determinadas zonas los termómetros no bajen de 25 grados por la noche.


La causa de esta "ola de calor intensa", que comenzará el miércoles por el suroeste peninsular y que llegará hasta las puertas del Cantábrico según vayan pasando los días, está en la confluencia de tres factores, detalla por teléfono del Campo. "En primer lugar, el anticiclón de las Azores se acerca a la Península, lo que provoca que en las capas altas de la atmósfera se coloque una dorsal, es decir, una masa de aire muy cálida y estable", explica el experto. En segundo lugar, esta dorsal deja "cielos completamente despejados", con el sol arreciando con fuerza todo el día, y al no haber corrientes de aire, la masa "se estanca". Es como sufrir una situación de mucho calor sin ventilados", describe del Campo de forma gráfica. Y para rematar, viene una masa muy cálida de aire africano. "Estos tres factores juntos disparan los termómetros", sentencia el portavoz de la Aemet.


Como resultado, desde el miércoles se superarán los 40 grados en Andalucía occidental, Extremadura y oeste de Castilla-la Mancha, una situación que "a partir del jueves se extiende al centro y al valle del Ebro". En todas estas zonas se superarán los 40 y 42 grados e incluso en puntos de los valles del Guadalquivir y del Guadiana se puede llegar a los 45, advierte Del Campo. "El día con el pico de temperaturas más altas probablemente sea el sábado, pero pueden alcanzarse puntualmente los 45 grados desde el jueves hasta el domingo en dichos valles", agrega.

Este "potente" calor alcanzará también a partir del jueves a la Meseta norte y al interior de Galicia, donde se esperan 39 y 40 grados. En el resto de la Península y Baleares, las máximas pueden superar los 35 grados, "incluido el Cantábrico", donde no están nada habituados a semejantes registros.  "En esta zona parece que el pico de calor será el viernes", anota del Campo, para añadir que en la provincia de Ourense "se podrían rebasar los 40 grados y acercarse a los 42".

¿Alguien se libra? "Sí, puntos del litoral andaluz más oriental, como la costa de la provincia de Almería, Ceuta y Melilla, donde tendrán calor pero moderado, y Canarias", responde el portavoz, que matiza que a partir del viernes subirán las temperaturas en el archipiélago, aunque "a día de hoy no parece que se vaya a llegar a superar los umbrales de ola de calor". 

Meteorología alerta de que va a hacer mucho calor de día, pero también de noche. "A partir del jueves en zonas del cuadrante suroeste no bajarán de los 25 grados y en el resto de la Península, salvo en zonas de montaña, no descenderá de los 20", indica Del campo, que recuerda que a partir de los 20 grados de mínima son lo que conoce como "noches tropicales".

Esta situación sofocante persiste hasta el domingo. "El lunes parece que bajan un poco las temperaturas por el noroeste, pero aún es pronto para dar por remitida la ola el lunes", explica. De momento, también es pronto para saber si los avisos llegarán al nivel rojo, el máximo en una escala de tres en el que el amarillo es el más bajo —no hay riesgo para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta—; el naranja, el intermedio —riesgo importante por fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales— y el rojo —riesgo extremo, con fenómenos infrecuentes de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto—.

La Aemet lanza sus avisos a tres días vista, por lo que de momento solo llegan al miércoles, día en el que 27 provincias están en alerta por calor. En Córdoba, Jaén, Badajoz y Cáceres, el aviso es naranja, mientras que es amarillo en Granada, Huelva, Sevilla, toda Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León salvo burgos, León y palencia, Cataluña, Madrid, Extremadura y Mallorca.

Comment As:

Comment (0)