contador gratuito
No icon

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo alcanzarán su máximo entre los días 11 y 13 de agosto. Este

Perseidas 2019: Llega la lluvia de estrellas más esperada del año

La lluvia de estrellas de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo vuelven a visitarnos este año. El fenómeno astronómico, que se produce porque la Tierra está atravesando una zona donde hay polvo y restos del cometa 109P/Swift-Tuttle, llegará a finales de esta semana y comienzos de la siguiente, pero estará empañado por la presencia de una Luna casi llena.

Las Perseidas de 2019 se extienden del 17 de julio al 24 de agosto, pero alcanzarán su máxima actividad durante las noches del 11, 12 y 13 de agosto, fechas en las que se espera que haya hasta 100 estrellas fugaces por hora (más de una por minuto). Salvo en el País Vasco, La Rioja, Gerona y Murcia, en general la nubosidad será baja y permitirá verlas.

Sin embargo, este año el pico de las Perseidas coincidirá con el plenilunio, que se producirá el 15 de agosto, tal como ha informado el Instituto Geográfico Nacional. Por ese motivo, la luz de la Luna solo permitirá apreciar las estrellas fugaces más brillantes.

A pesar de esto, el mejor día para la observación llegará en la noche del 12 al 13 de agosto. La mejor hora para verlas será a partir de las cinco de la madrugada (hora peninsular), cuando la Luna se pondrá tras el horizonte, un poco más de dos horas antes del amanecer.

«Este año los madrugadores tendrán premio» ha dicho en un comunicado Miquel Serra-Ricart, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). «La cita será la madrugada del 13 de agosto. Si nos levantamos a las 6 de la mañana y nos situamos en un lugar sin contaminación lumínica y sin nubes, el espectáculo está asegurado».

¿Dónde ver las Perseidas?
La contaminación lumínica también implica que el mejor lugar para ver las Perseidas será en cualquier sitio alejado de la iluminación nocturna, en especial de las grandes ciudades. De lo contrario, nuestros ojos solo podrán captar las Perseidas más brillantes.

Se recomienda ir a un lugar despejado donde haya pocos obstáculos que oculten el cielo, como árboles, edificios o montañas, y no usar ningún instrumento óptico, porque conviene tener el mayor campo de visión posible. Aunque las Perseidas parecen provenir de la constelación de Perseo, hecho por el que reciben su nombre, se pueden ver en cualquier parte del cielo. Eso sí, conviene fijarse más en las regiones más oscuras, lejos de la iluminación y del brillo de la Luna.

«Como siempre, debemos ser pacientes», ha dicho Serra-Ricart. «En 15 minutos seguro que contamos las Perseidas por decenas si fijamos la mirada en un punto del cielo».

También se aconseja coger ropa de abrigo, comida, agua y una manta para poder tenderse cómodamente y observar el cielo durante largo rato. Hacen falta al menos veinte minutos para que la visión comience a acostumbrarse a la oscuridad: por eso mismo se recomienda no usar luces blancas, cámaras ni teléfonos que nos puedan deslumbrar o distraer.

¿Por qué se producen las Perseidas?
La lluvia de estrellas de las Perseidas no se produce porque haya estrellas moviéndose en el cielo (las estrellas están a distancias de años luz y apenas se mueven en la bóveda celeste). En vez de eso, ocurren por que el planeta pasa por una zona donde hay partículas dejadas atrás por el cometa 109P/Swift-Tuttle, un objeto de 26 kilómetros de diámetro.

Este cometa da una vuelta alrededor del Sol cada 133 años. Cada vez que pasa cerca de nuestra estrella, cosa que ocurrió por última vez en 1992, este cometa se reactiva gracias al calor y la radiación y genera una cola de partículas y hielo. Estos restos quedan a la deriva en el espacio y cada año la Tierra se topa con ellos en su giro alrededor del Sol, generando la lluvia de estrellas. De hecho, este tipo de fenómenos crean las 112 lluvias de estrellas que ocurren anualmente.

¿Qué son los meteoros?
Cuando el planeta atraviesa estos campos de residuos de cometas, las partículas son barridas y atraídas por la gravedad. Cuando contactan con la atmósfera, a velocidades de hasta 210.000 km/h, entran en ignición y se desintegran, dejando un rastro de luz o meteoro.

La velocidad de estos meteoros puede superar los 50 kilómetros por segundo, y se producen a una altura de cerca de 100 kilómetros. Curiosamente, su brillo y su velocidad es tan intensa que parece que ocurren cerca del suelo. Sin embargo, lo cierto es que las partículas del cometa (meteoroides) se calcinan por completo y no llegan a superficie, por lo que no se convierten en meteoritos.

Aunque pueden entrar por una vasta zona del cielo, suelen apuntar hacia un punto en el cielo, el llamado radiante, situado en la constelación de Perseo. Por este motivo reciben el nombre de Perseidas.

Esta lluvia de estrellas también recibe el nombre popular de Lágrimas de San Lorenzo a causa de la proximidad de este evento con la festividad del mártir español del mismo nombre, celebrada el 10 de agosto.

Aparte de salir en su busca, este año el canal sky-live.tv, del proyecto europeo STARS4ALL (stars4all.eu), retransmitirá en directo, la lluvia de estrellas desde el Observatorio de Oukaimeden, en pleno Atlas Marroquí. La cita es el próximo martes 13 de agosto a las 01.15 CEST (hora peninsular).

 

Comment As:

Comment (0)