contador
No icon

“Tierra de muchas aguas” es el significado en lengua indígena de Guainía, el departamento del surori

Guainía: un paraíso por descubrir

Atardeceres mágicos, formaciones rocosas, multiculturalidad, ríos imponentes, playas fluviales y santuarios de fauna y flora difíciles de igualar: así ya lo había descrito el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en su guía de este departamento lleno de encantos naturales.

“Es difícil estimar el número total de especies que viven en Colombia, pero es posible tener una idea de la diversidad conocida en cada grupo biológico del cual existen datos”, asegura el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia, porque, a pesar de que hay 56.343 especies en Colombia registradas, “esta cifra es sólo un estimativo de la riqueza que tiene nuestro país y está en constante actualización. Aún no considera la enorme diversidad de microorganismos que pueden existir”, y tampoco las nuevas especies que han encontrado en territorios que por muchos años estuvieron inexplorados por causa del conflicto armado, la falta de infraestructura o el desconocimiento.

El departamento hace parte de “la mayor reserva fluvial y ecológica del mundo”, sostuvo el reconocido naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt. Hoy, la región está al alcance de toda la comunidad viajera nacional e internacional.

Según la Gobernación de Guainía, en este departamento se encuentra una de las más grandes reservas naturales del país, la Reserva Nacional Natural de Puinawai, “Madre de la Humanidad” en lengua puinave, un gran territorio lleno de maravillosas selvas y sabanas amazónicas.

Con un área de 1’092.500 hectáreas, en su parte occidental la vegetación corresponde a la de la selva amazónica clásica, donde el promedio de altura de las copas de los árboles es de 40 metros. En la parte oriental la vegetación se caracteriza por bosques bajos, donde las copas de los árboles no superan los 15 o 20 metros de altura.

Entre el tupido tapete verde que cubre casi toda la extensión de la reserva sobresale un relieve de mesas, colinas y cerros con estratos horizontales, el cual conforma la llamada formación Guainía o Maimachí. Se reconocen también dentro del área protegida extensas sabanas cubiertas de hierbas y pastos. Los ríos con sus raudales y chorros añaden a la diversidad y belleza paisajística de la región.

Esta gran extensión de tierras permanece estacionalmente inundado debido a las crecientes de los ríos Guainía e Inírida, y en su zona periférica habitan actualmente indígenas puinaves, kurripacos y cubeos.

En cuanto a su fauna, la Gobernación afirma que se ha calculado que en la reserva habitan más de 180 especies de mamíferos, entre las cuales se destacan el oso hormiguero palmero, el más grande de los hormigueros de América, y el ocarro o armadillo gigante.

Las aves son otros de los grandes atractivos del departamento. El avistamiento está muy bien posicionado y se promociona en muchas partes del mundo. Están representadas por algunas variedades de tucanes, paujiles y camaranas.

Los peces están representados por una enorme variedad de bagres, entre los que sobresalen el valentón y el toruno. También hay que mencionar al famoso temblón o anguila eléctrica, y a la payara o payala, también conocida como pez perro o peixe cachorro, por su impresionante dentadura. Variedad para todos.

Una de las fuentes principales de ingreso de Guainía es la producción agrícola, pues, gracias a tanta riqueza natural, es muy fértil. La yuca brava, base alimenticia de las comunidades indígenas y pueblos amazónicos, el plátano, el cacao y el maíz, son los productos más destacados.

Guainía tiene una temperatura promedio de 25 ºC y sus principales vías de comunicación son los ríos. Cerca de allí corren el Atabapo, el Guaviare y el Orinoco, entre otros. Está ubicado al este del país, en la Amazonia, limitando al norte con Vichada, al este con Venezuela, al sur con Brasil, al suroeste con Vaupés y al oeste con Guaviare. Con 72.238 km², es el quinto departamento más extenso.

“Guainía, tierra noble, belleza inconfundible. Mi orgullo haber nacido donde soy, adoro a mi tierra con amor. Viva Colombia, la selva y el Guainía. Cantamos siempre tus hijos por doquier, somos guainianos de raza y de bravía y somos nobles como un atardecer”, dice el himno del departamento, un paraíso para seguir descubriendo.


Tomado Por El Espectador
Ericdress Halloween Sale!Up to 90% off Sitewide & Extra $20 off over $119, Code:Halloween20