contador gratuito
No icon

Los últimos dispositivos de pequeño formato, cada vez más potentes y versátiles, consiguen igualar o

¿Tableta o portátil?

Fue, sin duda, uno de los platos fuertes de la última presentación de Apple en San José (California), donde presentó en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) un nuevo sistema operativo para su iPad, bautizado como iPad OS, que aumenta las posibilidades multitarea del equipo y lo coloca en mejor posición de convertirse en un dispositivo único. En este sentido, los que pasen mucho tiempo fuera de casa y la oficina saben bien lo importante que es contar con un dispositivo que lo tenga absolutamente todo y en un formato reducido. El iPad Pro con iPad OS será un sólido candidato a esquivar la necesidad de un portátil, pero no está, desde luego solo: tanto Microsoft como Google han presentado sólidas apuestas en esta dirección.

La tableta como portátil: ventajas y desventajas

¿Por qué puede compensar adquirir una tableta con teclado en lugar de un portátil? Las tabletas han sido concebidas en origen como dispositivos móviles y por ello, en términos generales, son más ligeras, compactas y cuentan con una batería “todo el día” que hacen que al salir de casa no sea necesario llevar encima el cargador. El principal inconveniente de una tableta frente a un portátil es que es posible que los usuarios de la primera puedan verse en situaciones en las que las limitaciones de la plataforma o las derivadas del formato (por su reducido tamaño) exijan utilizar un ordenador completo para determinadas tareas.

Las tabletas son más ligeras, más rápidas y ofrecen un abanico de uso más amplio que una computadora portátil ya que son equipos que ofrecen, por un lado, una mayor versatilidad para el consumo de multimedia y, además, pueden emplearse como bloc de notas improvisado en una reunión, o para leer el periódico. Con todo, estas limitaciones y ventajas dependerán mucho del tipo de dispositivo. Como hemos apuntado, básicamente existen en el mercado tres enfoques diferentes ante este nuevo mercado:

Apple y su iPad

El iPad llegó al mercado como una extensión del iPhone (a fin de cuentas, compartía su sistema operativo e incluso las mismas aplicaciones), pero se ha consolidado como una apuesta que va mucho más allá y que quiere erigirse como una sólida alternativa a los ordenadores. El iPad Pro con un teclado ya es de por sí un serio candidato a ser un dispositivo único para el usuario, tanto profesional como doméstico, pero la llegada de iPad OS puede disipar las pocas dudas que quedaban al respeto. A su favor juega que el equipo cuenta con el que posiblemente sea uno de los ecosistemas más sólidos, seguros y bien pertrechados en materia de aplicaciones y, con la llegada de iPad OS, se permitirá al usuario emplear tarjetas de memoria y pendrives, así como identificarse como un ordenador en las páginas web, uno de los principales inconvenientes que limitaban su uso profesional.

Microsoft traza el futuro con Surface

.Todas las alabanzas vertidas sobre el iPad pinchan en hueso cuando se desea ejecutar una aplicación de ordenador o desempeñar una tarea en la que iOS o iPad OS no encuentren una salida. Son pocas estas situaciones, pero suficientes para muchos como para seguir apostando por los PC, aunque Microsoft ha creado una tercera vía: una tableta equipada con el mismo Windows que ejecutan ordenadores de sobremesa. Surface es la apuesta particular de la compañía, aunque el mercado cuenta con más opciones para quienes quieran apostar por la seguridad de esta apuesta. ¿Las ventajas? Un ‘convertible’ ofrece lo mejor de los dos mundos: un tamaño muy compacto en el que poder ejecutar un programa de PC completo y la posibilidad de usar el equipo como una tableta; la única distancia que separa un uso de otro es teclado, que puede ser plegado o separado. ¿Inconvenientes? Que Windows sigue siendo un sistema operativo ‘de sobremesa’ y con consumos de batería y velocidades de ejecución más elevados que un sistema operativo móvil nativo como iOS. Eso sí, Microsoft está recortando distancias en este terreno con un Windows 10 cada vez más capaz y rápido.

Google Pixel Slate, la tercera vía

Hemos hablado de iOS (o iPad OS), Windows y ahora toca el turno de Chrome OS, el sistema operativo en la nube de Google que ofrece lo mejor de los mundos antes expuestos. Por un lado, es muy seguro, ligero y rápido, al tratarse al igual que en Apple de un ecosistema controlado, y por otro, ha sido concebido desde el inicio para operar indistintamente como tableta, soportando el uso del Stylus. Nos estamos refiriendo al Pixel Slate, un producto muy similar al iPad pero nativo del ecosistema ChromeOS. Sus ventajas son muy semejantes a las que podemos encontrar en el iPad: un sistema operativo veloz como un rayo, muy seguro, con una gran duración de la batería y sin preocupaciones por parte del usuario ya que se gestiona por parte de Google desde la nube y el usuario puede olvidarse de actualizaciones, virus y demás parches de seguridad. Este equipo, por otro lado, es perfecto también para el trabajo pues cuenta con la suite Google Docs integrada. ¿Inconvenientes? Tal vez, el principal en este momento es que, por motivos que todavía no han sido explicados, solo se comercializa en Estados Unidos y otros mercados anglosajones, mientras que todavía no hay ni fechas ni expectativas para España.

 

Comment As:

Comment (0)