contador gratuito
No icon

Simon Yates mantiene el maillot rojo pese al intento del ciclista francés

De Marchi impone su ley en el intento de asalto de Pinot

Simon Yates mantiene el liderato de La Vuelta una jornada más después de que el intento de asalto al trono de Thibaut Pinot en la undécima etapa quedara en papel mojado. El ciclista francés quiso desquitarse del tiempo perdido en La Covatilla con la intenció de arrebatar el maillot rojo al británico. Sin embargo, los últimos kilómetros de la etapa más larga de esta edición (207,8 km) se le hicieron excesivamente largos al jefe de filas del Groupama-FDJ, así como a gran parte del pelotón por la dureza del día.

De la fuga que instigó salió el ganador Alessandro De Marchi, quien hizo valer su experiencia y su condición de escalador para imponer su ley en solitario en la Ribeira Sacra. En la batalla final con Jhonatan Restrepo, el corredor italiano del BMC apretó los dientes en los últimos repechos acompañado de la lluvia para sacarle una diferencia al colombiano inalcanzable; hasta los 27 segundos.

El italiano hizo valer su experiencia y su condición de escalador en los últimos repechos

Tercer triunfo de etapa de De Marchi en La Vuelta en una jornada que se desarrolló a un ritmo diabólico. Galicia dio la bienvenida a la ronda española, cómo no, con un chubascos a poco de la línea de meta. De Luintra, localidad en que Yates saboreó por primera vez las mieles del triunfo de etapa en una de las tres grandes carreras (en 2016), guardará también buen recuerdo por haber mantenido el pulso, junto al pelotón, a Pinot y retener el liderato, con todavía a Alejandro Valverde a un segundo.

Costó más de 100 kilómetros que se iniciara la fuga masiva del día, que llegó a tener tres minutos de diferencia con respecto al pelotón. En el descenso del Alto do Trives Pinot sacó tajada y se colocaba virtualmente líder. Por detrás, preocupación en el Astana por la avería mecánica que sufrió Miguel Ángel López. Tuvo que hacer un esfuerzo extra para reengancharse con el pelotón y no perder tiempo con los otros favoritos.

Sin movimientos destacados pese a los cambios de ritmo del Movistar y del Education First en diferentes fases de la jornada, el interés estuvo centrado en la parte delantera. De Marchi y Restrepo se quedaron mano a mano para afrontar la recta final. Sabía el italiano que ante un rodador como el colombiano debía sacar provecho en los duros repechos finales si no quería ver peligrar su etapa.

Finalmente logró salirse con la suya para ganar por primera vez este año en España después de tres sin poder lograrlo. “Cerré los ojos al entrar en meta en un gesto de liberación, ya que después de tres años sin ganar te invade la desconfianza. Con esta victoria tan especial, que es la tercera de mi carrera en la Vuelta, me libero y creo que he cumplido conmigo y con el equipo”, dijo al llegar a meta.

Comment As:

Comment (0)