Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena
El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani dejó en evidencia la versión del presidente diez días de Trump reconoce ahora que pagó a su abogado por el silencio de la actriz porno Stormy Daniels
Wednesday, 02 May 2018 18:00 pm
Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena

Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena

Donald Trump estaba al tanto del acuerdo de confidencialidad con la actriz porno Stormy Daniels y además fue él quien pagó los 130.000 dólares para comprar su silencio. Esta asombrosa revelación la hizo con toda naturalidad delante de millones de espectadores nada menos que Rudy Giuliani, que hace solo dos semanas se unió al equipo legal que asesora al presidente de Estados Unidos. La versión de Giuliani básicamente deja de mentirosos a su propio cliente, Donald Trump, y al abogado personal de este, Michael Cohen.

Trump, que llegó a decir que no sabía nada del pago, no tuvo más remedio esta mañana que reconocerlo. En tres tuits, senaló que entregaba un anticipo mensual a Cohen, desligado de la campaña, a través del cual, "mediante reembolso",  el letrado pagó un acuerdo de confidencialidad que tenía como fin "acabar con las falsas y extorsionadoras acusaciones" de la actriz.

El escenario de la revelación de Giuliani fue una entrevista en Fox News, en horario de máxima audiencia, con el presentador estrella de la cadena conservadora, Sean Hannity. Giuliani, exalcalde de Nueva York y excandidato presidencial y uno de los primeros apoyos de Trump entre los republicanos, comparecía en calidad de abogado del presidente, después de que el pasado 19 de abril se anunciara que se sumaba al equipo legal de Trump para hacer frente a la investigación del fiscal especial por la trama rusa.

Sin que le pregunten directamente por ello, Giuliani empieza a decir que el pago de a la actriz porno Stormy Daniels “no era dinero de campaña”. La aclaración es pertinente, pues este puede ser el lío legal más claro en el que se ha visto envuelto Trump. Pero a continuación dice: “Lo canalizaron a través de una firma de abogados y el presidente lo reembolsó”.

Hannity parece sorprendido de la respuesta, y Giuliani lo repite. Cuando el presentador le recuerda que el presidente ha asegurado no saber nada de esto, Giuliani responde: “Ah, no sabía los detalles, que yo sepa. Pero sabía del acuerdo en general, que Michael (Cohen) se encargaría de cosas como esta”. Después, Hannity vuelve a insistir, y Giuliani repite: “El presidente lo reembolsó en un periodo de varios meses”. Cuando el presentador le recuerda que Michael Cohen asegura que lo hizo por su cuenta, Giuliani parece sorprendido: “¿Ah, sí? No sé, no he investigado eso. No tengo razones para discutirlo”.

Donald Trump y Stormy Daniels (cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford) tuvieron un encuentro sexual supuestamente en 2006. Trump lo niega. Poco antes de las elecciones, una década después, el abogado y fontanero legal personal de Trump, Michael Cohen, pagó a Daniels 130.000 dólares a cambio de un acuerdo de confidencialidad en nombre de un cliente que no firmó el acuerdo (la firma está en blanco). Hace tres meses, Daniels demandó a Cohen y a Trump para que el acuerdo sea declarado nulo.

Trump nunca se había referido a este asunto hasta que el pasado 6 de abril un reportero le preguntó en el Air Force One si sabía del pago a Stormy Daniels. “No”, contestó tajante. Otro le preguntó si sabía de dónde había salido el dinero. “No, no lo sé”, dijo. Y añadió que eso había que preguntárselo a Michael Cohen porque era su abogado en ese asunto. Con esa declaración, Trump dañaba el relato de Cohen según el cual el presidente no tenía nada que ver con Daniels.

La derivada más grave de este asunto hasta ahora es la posibilidad de que ese dinero sea considerado una donación a la campaña no declarada, lo que es un delito. La estrategia de Michael Cohen para proteger a Trump de este asunto siempre ha sido decir que el presidente no sabía nada, que el dinero lo pagó él y que no fue reembolsado por Trump, ni por sus empresas ni por la campaña. Esa parecía ser la aclaración que Giuliani quería hacer. Es importante porque hay una investigación del FBI en marcha sobre estos pagos, cuya primera consecuencia ha sido un agresivo registro en las oficinas y domicilio de Michael Cohen.

Poco después de las declaraciones de Giuliani, el periodista del Washington PostRobert Costa tuiteó que acababa de hablar con él y que le había asegurado que el presidente estaba "muy contento" con la revelación y que había aprobado sus declaraciones. El presidente "estaba muy al tanto de que en algún momento cuando yo viera la oportunidad, iba a acabar con esto", dice Giuliani, citado por Costa. Asegura que lo habló con Trump "hace cuatro o cinco días".

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, nunca ha ocultado que su objetivo último con esta demanda es interrogar al presidente en sede judicial. Cuantas más zonas oscuras y contradicciones haya en la versión de la otra parte, más posibilidades tiene de que el juez federal que tiene el caso en sus manos en Los Ángeles llame a declarar a las partes, Trump incluido. Avenatti suele tuitear su alegría cada vez que surge cualquier detalle nuevo en este asunto.

El miércoles no fue una excepción. Dos horas después de las revelaciones de Giulini, Avenatti se presentó en CNN para decir que el público debería estar “asqueado” de “las mentiras durante tres meses” sobre este asunto. En Twitter, añadió: “Trump mintió descaradamente en el Air Force One (…) No descansaremos hasta que se haga justicia”.