Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena
Solo una de cada cien adolescentes en España quiere dedicarse a las tecnologías de la información y La falta de confianza de las niñas arruina sus vocaciones científicas
Sunday, 10 Feb 2019 00:00 am
Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena

Cartagena Herald :: Periodico de Cartagena, Periodico de Colombia, diario de Cartagena, noticias de Cartagena

Las niñas se creen menos capaces que los niños a la hora de alcanzar objetivos que requieran habilidades científicas, según los datos del último informe PISA de 2015 facilitados por la Unidad de Igualdad del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP). Esta falta de confianza, denominada autoeficacia en ciencias, es común en la mayoría de países de la OCDE. En España, las mayores diferencias entre alumnos y alumnas se producen en Cataluña y Valencia mientras que las más bajas, aunque estadísticamente significativas, se observan en las comunidades de Cantabria, Castilla y León y Castilla la Mancha.


Los estudiantes con poca confianza en sí mismos corren el riesgo de obtener peores resultados en ciencias a pesar de sus habilidades, según el psicólogo Albert Bandura. Esta tendencia se ve reflejada en el informe PISA, ya que en España, los chicos, además de tener más confianza en sí mismos, consiguen mejores resultados que las chicas en este ámbito.

La OCDE realiza la prueba PISA a los alumnos de 15 años para medir sus competencias en ciencias, matemáticas y lectura. Pero los sesgos sobre las capacidades de las chicas empiezan mucho antes. En una investigación publicada en 2017 en la revista Science, se preguntaba a niños y niñas si, cuando se les hablaba de una persona especialmente inteligente, creían que era de su sexo o del contrario. Cuando los pequeños tenían cinco años, no se observaban diferencias, sin embargo, a partir de los seis, la probabilidad de que las niñas considerasen que la persona brillante fuera de su sexo descendía.

La autoeficacia en las ciencias ha sido relacionada por expertos no solo con el rendimiento de los estudiantes, sino también con su orientación profesional y su elección de cursos. “Las chicas en general tienen menor autoeficacia ante la ciencia, practican menos actividades científicas en su tiempo libre y se ven cuando son mayores trabajando en ámbitos tecnológicos menos que los chicos”, explica Montserrat Grañeras, responsable de la Unidad de Igualdad del MEFP.

En la OCDE solo el 5,2 por ciento de las chicas frente al 12 por ciento de los chicos espera trabajar en ciencia e ingeniería. También son menos las mujeres que quieren dedicarse a las tecnologías de la información y la comunicación (un 0,4 por ciento de chicas frente a un 4,7 por ciento de chicos); y sobre todo, en España (un 1 por ciento de alumnas frente a un 7 por ciento de alumnos). Grañeras hace hincapié en que la falta de interés de las niñas “no es tanto hacia las ciencias en general como hacia lo tecnológico”. Prueba de ello es que en el país el 19,8 por ciento de las chicas espera trabajar en ciencias de la salud frente al 6,9 por ciento en los chicos.

El informe de PISA revela que en todos los países los chicos participan con más frecuencia en actividades científicas, es decir, ven programas, leen libros o visitan webs. Según los expertos, las diferencias en el interés por un tema determinado pueden derivarse de las diferencias en las oportunidades de acceso a la actividad. También influye el apoyo recibido para que esa atracción inicial se convierta en una motivación más estable.