Cartagena Herald, Newspaper, Periodico Online, Noticias de Cartagena y el mundo,
10 INNOVACIONES QUE TE ESTÁS PERDIENDO AL NO RENOVAR TU SMARTPHONE
Tuesday, 05 Dec 2017 14:56 pm
Cartagena Herald, Newspaper, Periodico Online, Noticias de Cartagena y el mundo,

Cartagena Herald, Newspaper, Periodico Online, Noticias de Cartagena y el mundo,

Un smartphone de hace varios años te permite enviar mensajes por WhatsApp, utilizar algunos juegos, entrar a Facebook y reproducir videos de YouTube. No obstante, hay innovaciones recientes que solo podrás disfrutar en un teléfono nuevo. A continuación hablaremos de las más recientes novedades de los equipos de última generación.

Procesadores de alto poder

Al igual que en los computadores, el procesador es el ‘cerebro’ del smartphone; y, cuanto más rápido sea este chip, más poderoso será un celular. Los procesadores incluidos en los teléfonos más recientes del mercado son mucho más potentes que los de hace unos años. Además, ofrecen cada vez más núcleos; tener varios núcleos es como contar con varios procesadores en un mismo chip.

Contar con un procesador reciente en el smartphone se traducirá en varias mejoras. Primero, el equipo se encenderá más rápido. Además, las aplicaciones se cargarán a mayor velocidad. Por otro lado, será posible reproducir juegos más avanzados, aplicaciones muy exigentes en hardware y servicios ricos en video e imágenes de alta definición.

Mejores cámaras

Es una realidad: los smartphones desplazaron las cámaras básicas. Hace unos años, todavía era una buena idea comprar una cámara compacta para tomar fotografías y videos cotidianos y, en especial, para ir de vacaciones. Hoy en día, son pocas las personas que andan con una cámara compacta en su bolsillo, ya que el mejor compañero de viaje es el teléfono inteligente.

Y no se trata solamente de que las cámaras de los celulares ofrezcan cada vez más megapíxeles de resolución. Las cámaras de los nuevos teléfonos, en especial los de gama alta, utilizan varios trucos de hardware y software para emular a las cámaras réflex.

Por ejemplo, hay equipos que cuentan con lentes zoom, los cuales permiten hacer acercamientos sin pérdida de calidad, pues estos se hacen de manera óptica. Aunque las aplicaciones de cámara permiten hacer zoom, este es usualmente digital, lo cual es equivalente a tomar una foto convencional y agrandarla en el punto que se quiere acercar. Así, con el zoom digital, la imagen resultante tiene una gran pérdida de resolución que puede llegar al punto de que se noten los píxeles.

Por otro lado, el uso de doble cámara en algunos teléfonos permite jugar con la profundidad de campo. De esta forma, por ejemplo, es posible tomar fotos de personas que se ven totalmente nítidas en primer plano, pero tienen el fondo desenfocado. Esto emula un efecto -llamado bokeh- que antes solo era posible con cámaras profesionales.

Autenticación biométrica en el smartphone

Hace cerca de cuatro años comenzó a popularizarse la autenticación biométrica en los smartphones. En ese momento, algunos de ellos requerían que el usuario deslizara su dedo por encima del sensor, mientras que otros funcionaban con solo ponerlo encima de él. Desde entonces, la velocidad y la precisión han aumentado, lo cual ha convertido este sistema en uno de los más seguros para desbloquear el celular o autorizar pagos.
Y los lectores de huellas no son la única innovación en cuanto a autenticación biométrica que se puede ver en los celulares más recientes. También llegaron otras formas de reconocimiento de los usuarios; por ejemplo, mediante escaneo de iris o reconocimiento facial, como el Galaxy S8 o el iPhone X, respectivamente.

Pantallas ultra HD y con soporte para HDR

Muchas personas utilizan sus smartphones para consumir contenidos multimedia. La oferta en este aspecto va desde videos en YouTube hasta la transmisión de contenidos a través de plataformas en línea como Netflix, HBO Go, Amazon Prime, entre otros. Varios de estos servicios ofrecen una gran resolución y reproducción de contenidos con mejor contraste. Este último se logra mediante la tecnología HDR, la cual ya es soportada por varios teléfonos de gama alta.

Por otro lado, una gran resolución permite mejorar el consumo de contenidos en realidad virtual. En un escenario convencional la densidad mínima para que los píxeles en la pantalla no se noten es de 300 ppp (puntos por pulgada). Sin embargo, para la realidad virtual esta puede ascender a más de 800 ppp. Pantallas con resolución 4K tienen cerca de 807 ppp de densidad, mientras que las QHD cuentan con 570 ppp.

Realidad aumentada

Varios teléfonos de las nuevas generaciones cuentan con un soporte más eficiente para la realidad aumentada. Para esto, usan sensores más avanzados y cámaras. Así, el hardware, junto con el software del equipo, es capaz de reconocer el espacio real. Además, puede integrarlo de forma más precisa con imágenes generadas de forma digital. Esto permite usar la tecnología de realidad aumentada no solo para juegos, sino también con aplicaciones de arquitectura, educación y diseño, entre otros.

Inteligencia artificial

Una de las novedades en la que más están trabajando los diferentes fabricantes es la inteligencia artificial y el aprendizaje automatizado. A través de su aplicación al mundo real, es posible ofrecer soluciones automatizadas a los usuarios. Por ejemplo, los smartphones pueden recomendar actividades en la ciudad. Estas recomendaciones dependerán con el lugar en que se encuentre el usuario y la hora.

Hasta ahora, este tipo de funcionalidades requería contar con una conexión de Internet móvil o Wi-Fi para poder funcionar. Esto debido a que el procesamiento de esta información se hace en la nube. Sin embargo, en el mercado hay equipos de varias marcas con chips dedicados para procesar ciertos elementos que le dan vida a la inteligencia artificial sin necesidad de contar con una conexión todo el tiempo.

Varios fabricantes están ofreciendo equipos que se adaptan a las necesidades de sus usuarios. De esta forma, van aprendiendo de sus rutinas y se anticipan a los requerimientos de estos.

Diseños más compactos

Los celulares son cada día más delgados y livianos. Y sus pantallas hoy en día son de gran tamaño. Además, otra tendencia en el diseño de los smartphones este año tiene que ver con la reducción de los marcos en los bordes de la pantalla (el marco ahora es mínimo).

Gracias a ello, varias compañías han optado por ofrecer pantallas de mayor tamaño en cuerpos menos aparatosos. Así, por ejemplo, el cuerpo de un smartphone que antes alojaba una pantalla de 5,5 pulgadas ahora es capaz de albergar una de 6,3 pulgadas.
Resistencia al agua

Varios fabricantes de smartphones han implementado algún tipo de resistencia al agua en sus dispositivos más avanzados. Esta cualidad se ha vuelto la norma, al menos en la gama alta. Esto es una especie de seguro contra accidentes, ya que evita que el celular se dañe cuando le salpica algún líquido o incluso si sufre un chapuzón accidental.

Redes 4G y el Wi-Fi más veloz

Los teléfonos más recientes te permiten conectarte a mayor velocidad, tanto a las redes de telefonía celular como a las redes Wi-Fi de hogares y oficinas.

En el caso de las redes celulares, la principal innovación de los últimos años es la tecnología 4G LTE, que ofrece mucha más velocidad que en las redes 3G. Todos los operadores de telefonía celular ofrecen hoy en día redes 4G LTE y no te cobran adicional por ello; bastará con que tengas un smartphone habilitado para esa tecnología y podrás disfrutar de sus beneficios, como la posibilidad de conectarte a Internet móvil a velocidades muy superiores.

Y en cuanto a las redes Wi-Fi, los teléfonos más recientes ofrecen soporte para la versión más reciente de Wi-Fi (802.11ac). Esta aumenta bastante la velocidad a la que uno se puede conectar a Internet a través de una red inalámbrica. Eso sí, siempre y cuando el enrutador en ese sitio también soporte la versión ‘ac’ de Wi-Fi.

Carga rápida

Por último, la carga rápida ha mejorado mucho en las generaciones más recientes de smartphones. La mayoría de teléfonos de gama alta cuenta con esta funcionalidad desde hace varios años. Pero, todavía existen equipos que tienen carga convencional, incluso algunos lanzados el año pasado.

Para que un equipo sin carga rápida se cargue de 0 a 100 por ciento es necesario esperar al menos dos horas. En cambio, hay teléfonos que ofrecen hasta seis horas de autonomía con tan solo 15 minutos de carga. Al final, eso se traduce en que el smartphone pasará menos tiempo conectado a la pared.