contador gratuito
No icon

La City lamenta que se renuncie al reconocimiento mutuo normativo en el sector finanicero, en el doc

May publica su plan para el Brexit, con una zona de libre comercio que excluye los servicios

El Gobierno británico ha publicado este jueves su propuesta para la relación futura de Reino Unido con la Unión Europea  el texto más importante publicado por Londres desde el referéndum de 2016 y que ya ha provocó a principios de semana la dimisión de dos ministros  para los que la propuesta traiciona el voto de los británicos en dicha consulta. En el documento, de 100 páginas, Reino Unido propone a la UE un “acuerdo de asociación”, del tipo del que ha firmado Bruselas recientemente con Ucrania, que incluya un “área de libre comercio” para bienes, una relación más laxa en servicios, que permitiría la divergencia regulatoria entre el país y el bloque, así como una estrecha cooperación en materia de seguridad. Se trata de la primera vez,dos años despues del Referendum en que Londres detalla su posición negociadora.

La propuesta de May,como adelantaba el resumen aprobado en la reunión con su Gabinete el pasado viernes, sobrepasa numerosas líneas rojas trazadas por la primera ministra en el pasado, en media docena de discursos que han ido esbozando la postura concretada este jueves, y confirma su elección de una ruptura suave con la UE. Una salida que no dinamite completamente los lazos estrechos que existen en la actualidad, como viene demandado el mundo empresarial, y que permitiría a la primera ministra cumplir su compromiso, adquirido al final del año pasado,de evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

La propia primera ministra ha reconocido en el Parlamento que la postura de Reino Unido ha evolucionado en el contexto de una “necesidad de pragmatismo y compromiso de las dos partes”. El documento difícilmente será aceptado en su tenor actual por Bruselas, pero busca proporcionar un punto de partida para acelerar las negociaciones. La propuesta de una zona de libre comercio de bienes viene acompañada de un complejo sistema para mantener a Reino Unido en  el territorio aduanero del bloque. Pero evita explícitamente, como estaba previsto, hablar de “unión aduanera”, una línea roja clarísima para el Gobierno británico, ya que implicaría sin duda el rechazo frontal del sector euroescéptico.

En cuanto a los servicios, que representan el 80

Comment As:

Comment (0)