contador gratuito
No icon

Fue tanta gente que no cupo en el icónico Estadio Azteca, con capacidad para 100.000 personas. Otros

Elecciones presidenciales de México 2018: el giro a la izquierda que se pone a votación en una elección histórica

El cierre de campaña el pasado miércoles de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, el candidato puntero a la presidencia de México según todas las encuestas, fue espectacular y muy emotivo.

Miles de personas coreaban: "Es un honor estar con Obrador".

Su discurso se parecía a un discurso de toma de posesión.

"Nuestro gobierno respetará a todos, pero dará preferencia a los pobres. Lo haremos como siempre, por convicción, pero también porque en una sociedad desigual como la nuestra es casi imposible conseguir la paz sin que haya justicia y bienestar", dijo.

Este es su tercer intento por llegar a la presidencia y las encuestas dicen que lo más probable es que esta vez lo logre.

Las últimas mediciones que salieron antes de la "veda electoral", un silencio de 3 días, le dan entre 14 y 32 puntos porcentuales de ventaja sobre su más cercano contendiente.

El segundo lugar varía, según las encuestas.

Para algunas, podría ser Ricardo Anaya, postulado por la coalición Por México al Frente, formada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).

Para otras, el oficialista José Antonio Meade, de la coalición Todos por México formado por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista (PVEM) y Nueva Alianza.

Pero en México no hay segunda vuelta así que todo se decide este domingo.

Amplia ventaja en las encuestas

Esta es la primera vez en México (desde 1994, que se miden las preferencias electorales), que un candidato termina la campaña con una ventaja tan amplia.

De cumplirse esta predicción en las urnas, México tendrá al primer presidente considerado de izquierda.

Los analistas coinciden: los mexicanos votarán motivados por el enojo y descontento al sistema, representado principalmente por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

"Si se confirma, me parece claro que se trata de un voto razonado, democrático, de castigo fundamentalmente al PRI, pero también al PAN, los partidos que se han sucedido en el poder en los últimos años, que han sido completamente desastrosos", dice  el escritor Jorge Volpi.

Años difíciles

El escritor, que ha sido crítico con los distintos gobiernos, cuenta los problemas más importantes de México en las últimas décadas.

Recuerda que en el año 2000 fue la primera vez que el PAN ganó la presidencia,después de 71 años de gobierno del PRI.

"Aunque hubo avances importantes, Vicente Fox no terminó de reformar el antiguo sistema, sobre todo en el tema de desigualdad", explica.

La siguiente elección, en 2006, "terriblemente competida y con la sombra del fraude detrás", el PAN se mantuvo en el gobierno.

Ese año Felipe Calderón y AMLO se proclamaron ganadores.

El candidato de izquierda llamó a sus seguidores a bloquear Reforma, una de las avenidas principales de la Ciudad de México y protestaron durante 45 días.

Finalmente el Tribunal Electoral dio la victoria a Calderón con una ventaja de 0,56

Comment As:

Comment (0)