No icon

La ministra considera que el pacto de 1978

Batet dice que la reforma constitucional es “urgente, viable y deseable”

Meritxell Batet se ha estrenado este sábado en Barcelona como ministra de Política Territorial y Función Pública con un mensaje de calado político en el que asegurado que la reforma de la Constitución es una tarea "urgente, viable y deseable". En su opinión, el pacto territorial de 1978 está "en crisis" y ha ido acompañado de una crisis democrática que lo ha retroalimentado, por lo que es necesario cambiar la Carta Magna para definir un nuevo modelo territorial para España y para que se reconozcan derechos sociales y políticos

La ministra ha recordado que "la única iniciativa en seis años para buscar diálogo" fue la propuesta que hizo en su día el PSOE para crear en el Congreso una comisión de estudio del modelo territorial que entró en vía muerta por el boicot de algunas fuerzas políticas. Batet les ha pedido que regresen a ese lugar de debate, porque "el restablecimiento del diálogo leal es el primer objetivo, es el instrumento para las reformas necesarias".

"La reforma de la Constitución no es para dividir, es para solucionar la situación actuar", ha dicho Batet, que ha participado en la inauguración de una jornada de debate organizada por la federación de Barcelona del PSC sobre reforma constitucional, federal y con derechos que estaba prevista desde hacía meses, cuando nada hacía prever que se produciría el relevo en La Moncloa.

Batet ha desvelado que Pedro Sánchez ya ha hablado con los presidentes de todas las Comunidades Autónomas, a los que ha reclamado "que sean conscientes de reconocer las diferentes sensibilidades de todos los ciudadanos de su territorio". En su opinión, "las instituciones son de todos, no solo de una parte de los ciudadanos y eso vale para el Gobierno, las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos".

"Hace falta superar la crisis institucional y de manera muy particular la de Cataluña, pero que afecta a todos ciudadanos de España", ha añadido Batet. "Hace falta respetar la ley, la Constitución y el Estatut, pero con eso no basta, hay que escuchar las propuestas de todas fuerza políticas y llegar a pactos", ha insistido.

Batet considera que la crisis política que ha vivido Cataluña y España en los últimos años ha generado una desafección de los ciudadanos con sus instituciones y que ese es uno de los "mayores problemas" que ha de abordarse. Y la solución pasa por "escuchar, dialogar y consensuar", lo que significa "reconocer al otro su legitimidad, admitir que puede tener razón y tener capacidad de llegar a acuerdos".

En esa línea ha asegurado que asume plenamente las palabras de Pedro Sánchez sobre la necesidad de "recuperar la palabra" con Cataluña y ha reiterado la voluntad del Gobierno de estudiar las 45 reivindicaciones que en su día planteó Carles Puigdemont a Mariano Rajoy, así como la recuperación de algunas leyes aprobadas por el Parlament y suspendidas por el Tribunal Constitucional, no por su contenido sino por la concreción normativa.

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha verbalizado su satisfacción por la composición del Gobierno de Pedro Sánchez. “Nos ha sorprendido a todos, digámoslo claro, porque la ola del 8 de marzo ha llegado a la playa y las mujeres que están en el Gobierno no los están por cuotas, sino por su valía, sus currículums y su experiencia”.

En esa línea, Iceta ha ironizado con el “sarpullido” que provoca el nombre de Josep Borrell en el independentismo. “Sanchez ha escogido a los mejores y cualquier partido sensato habría de tener envidia de la valía y el reconocimiento internacional del ministro de Asuntos Exteriores, porque los primeros tuits para felicitarlo fueron en ingles y francés”. En opinión del líder del PSC, el Gobierno de Sánchez ha dado un claro mensaje “al mundo”, porque “España no es Italia, es un país de mujeres y no es un gobierno para cuatro días”.

El líder del socialismo catalán ha pedido al nuevo Ejecutivo “acierto, coraje, valor y compromiso” y ha insistido en la necesidad de la reforma federal de la Constitución. “No está pensada solo para Catalunya, sino para todos los pueblos de España y para afianzar la unión, porque no nos queremos separar, ni queremos las fractura que, por desgracia, se ha instalado en Cataluña”, ha dicho.

En otro momento, Iceta ha reivindicado el alineamiento que tuvo el PSC con Pedro Sánchez y con el no es no a Mariano Rajoy en la sesión de investidura, en contra del criterio de la comisión gestora del PSOE. “Vimos la jugada antes que otros, nos comprometimos, apostamos, lloramos y perdimos, pero ahora hemos ganado. El PSC no ha venido al mundo a sufrir, sino a construir una sociedad más justa”, ha añadido.

Comment As:

Comment (0)