contador gratuito
No icon

El expresidente repite la frase que le dedicó Fraga:

Aznar vuelve a pedir el voto para el PP y entroniza a Casado como líder de la derecha

José María Aznar ha pedido el voto para el PP, y el hecho de que ese sea uno de los titulares que deja su intervención este sábado en la convención del partido habla de la tormentosa relación que el expresidente ha mantenido con sus siglas. "No quiero dejar nada a la interpretación. Los votos que España necesita son los votos que deben ir al PP y que desde ahora pido para el PP". Tuvo que aclararlo porque en los últimos días ha alabado al líder de Vox, Santiago Abascal; en los últimos meses, a Albert Rivera, de Ciudadanos, y en los últimos años había renunciado a la presidencia de honor del partido, para el que este sábado ha vuelto a pedir el voto, y había dejado de estar invitado a sus grandes cónclaves, como el que en 2018 eligió a Pablo Casado como líder.

El presidente de FAES pronunció un discurso político, solo, en el atril del escenario. El día anterior, el de la intervención de Rajoy —ambos evitaron coincidir—, el formato fue muy distinto: una entrevista sentado, con Ana Pastor formulando preguntas al expresidente. La dirección del PP asegura que fueron ellos quienes eligieron el tipo de intervención que querían tener en la convención. 

Como en la primera jornada del cónclave popular, Vox volvió a planear sobre todos los discursos, también el de Aznar. "Tenemos que escuchar con humildad, con respeto, aunque nos digan cosas que no nos gusten. Es más, tenemos que escuchar sobre todo esas", dijo. "Nacimos para integrar. Abramos aún más las puertas de esta casa común".   El expresidente bendecía las alianzas con Vox, pero al tiempo, defendía el liderazgo del PP en la derecha. "Solo el PP y un PP fuerte garantiza el cambio. No un cambio de tal vez sí o tal vez no [en alusión a Ciudadanos], ni un cambio que se confunda de objetivo, porque lo que hay que hacer es cambiar el Gobierno, no la Constitución [en referencia a Vox]".

Antes de deshacerse en halagos a Casado —"Es un líder como un castillo"—, Aznar se comparó con él. "Hace casi 30 años un joven de 37 años, la misma edad de Pablo Casado, llegó a la presidencia del PP. Ese joven, como Pablo Casado, venía desde Ávila", dijo, recordando el congreso en el que él fue elegido presidente popular en 1990. A continuación, ungió al nuevo líder con la misma frase que le dedicó Manuel Fraga en aquel momento: "¡Sin tutelas ni tutías!". Le aplaudieron con ganas. El PP cierra la página de Rajoy y ha apostado todo al giro a la derecha para competir con Vox. El sector crítico, que cree que Casado está blanqueando a la formación de extrema derecha y legitimando su discurso, de momento, espera. Si los pactos no salen en las elecciones de mayo, avisan de que todo puede complicarse mucho más para el nuevo líder popular.

Comment As:

Comment (0)