contador gratuito
No icon

Marín asegura que el pacto puede firmarse mañana y que es el candidato popular quien debe amarrar lo

Ciudadanos pone en el PP el peso de cerrar el acuerdo de Gobierno en Andalucía

El líder territorial de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha afirmado hoy que el acuerdo de Gobierno entre su partido y el PP para desbancar al PSOE del poder en la comunidad tras 36 años podría cerrarse este miércoles, tras la reunión que mantengan en Sevilla los secretarios generales de ambas formaciones, José Manuel Villegas y Teodoro García Egea, y el resto de los miembros de los equipos negociadores. “Esperamos que mañana se materialice la firma de esos acuerdos”, ha asegurado Marín. El dirigente de la formación naranja ha hecho estas declaraciones sin esperar al encuentro que hoy mismo va a celebrarse entre el propio García Egea y una delegación de Vox, encabezada por su número dos, Javier Ortega, y que para ambas formaciones es vital de cara a garantizar la investidura del popular Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta de Andalucía.

Ciudadanos pretende desvincularse de la extrema derecha, cuyo apoyo es vital para que ese acuerdo de Gobierno fragüe, poniendo todo el peso del éxito de las negociaciones en el PP. “Yo no tengo ninguna presión”, ha señalado Marín en referencia a las últimas reclamaciones expresadas por el partido de Santiago Abascal para respaldar el llamado pacto del cambio en Andalucía. “No tengo que negociar con Vox ningún acuerdo porque yo no me someto a la investidura”, ha subrayado. El dirigente regional de los naranjas ha recordado que cuando se trató de sumar votos para hacer presidenta del Parlamento a su candidata, la diputada por Almería Marta Bosquet, él habló con Vox -un sostén que trató de soslayar hasta el último momento-. “Ahora tendrá que ser Moreno el que busque los apoyos”, ha indicado Marín.

Moreno no es quien está recabando de forma directa ese apoyo de Vox. Son las direcciones nacionales de ambas formaciones quienes están negociando desde Madrid las condiciones para garantizarse ese respaldo, por expreso deseo de la formación de extrema derecha que no reconoce una interlocución en Andalucía, al no tener una estructura en esta comunidad. En el PP andaluz prefieren mantener la cautela sobre el éxito del encuentro entre García Egea y Ortega, del que no se ha desvelado ni el lugar ni la hora, hasta no tener asegurado el respaldo absoluto por parte de Vox a la candidatura de su presidente, sostienen fuentes de la formación. “Hay muchos asuntos que ellos reclaman que se escapan de la competencia autonómica”, indican entre las filas populares andaluzas para justificar la falta de relevancia que el propio Moreno está teniendo en las conversaciones sobre su propia investidura

En lo que tanto PP como Ciudadanos en Andalucía son tajantes es en asegurar que las negociaciones sobre el acuerdo de Gobierno se están dirigiendo exclusivamente desde las direcciones territoriales de ambas fuerzas, para tratar de acallar las críticas por parte de los partidos de izquierdas sobre el excesivo tutelaje que las respectivas direcciones nacionales están ejerciendo sobre el acuerdo. Respecto de la estructura del Ejecutivo que podría cerrarse mañana mismo, las dos formaciones han optado también por mantener la prudencia y restar credibilidad a algunos repartos de carteras que se han filtrado en las últimas horas. “Hasta que no esté todo cerrado no se puede hablar de distribución de Consejerías”, ha advertido Marín, quien ha avanzado que su número podría oscilar entre 10 y 12, frente a las 13 actuales.

El dirigente regional de Ciudadanos sí ha reconocido que Hacienda quedará en manos del PP y Economía en las de su formación y que solo habrá una vicepresidencia, que dirigirá el mismo. También ha constatado el interés por parte de su partido en áreas como regeneración democrática -que el propio Marín también podría ostentar-, educación, políticas sociales y autónomos y emprendedores. “Esa distribución, sin embargo, aún no se ha hecho”, ha advertido Marín. Fuentes del PP andaluz también coinciden en asegurar que no hay reparto ni asignación definitiva. Marín también ha querido restar importancia a la relevancia de las carteras y al peso que ello pueda implicar en el futuro Gobierno.

Pese a ello, lo que se está negociando esta mañana en la sede del Parlamento andaluz son cuestiones técnicas relacionadas con la asignación definitiva de direcciones generales y secretarías que han ido cambiando de Consejerías durante los Gobiernos socialistas, como el área de formación. Se trata de materias que no son de primera magnitud, pero que son necesarias para cerrar el acuerdo y que evidencian lo avanzado del mismo.

Comment As:

Comment (0)