contador
No icon

Los sindicatos aceptan un acuerdo con un máximo de 2.000 bajas de las que casi 1.600 serán despido

Acuerdo sobre el ERE de Bankia tras toda una noche de negociaciones

spués de toda una noche de negociaciones, por la mañana de este sábado llegó el consenso entre los sindicatos y la dirección de Bankia para firmar el Expediente de regulación de empleo (ERE). Los delegados de UGT, CCOO, ACCAM, SATE, Sesfi, UOB y ACB, que representan al 92% de los empleados, acordaron la salida de un máximo de 2.000 trabajadores, el 11,5% de la plantilla de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), fusionadas desde hace semanas.

El acuerdo contempla la salida en tres categorías: la plantilla se reducirá en 1.587 personas mediante la amortización de puestos de trabajo, se podrán marchar otros 198 trabajadores que estaban en excedencia y puede haber 215 salidas voluntarias adicionales que la empresa podrá conceder, según fuentes de UGT.

El jueves pasado se llegó a un acuerdo para desconvocar la huelga del viernes 9 de febrero después de que Bankia redujera un 36% la cifra de despidos (la dejó en 1.600 personas frente a las 2.500 bajas iniciales) y mejorara las condiciones de salida. Ahora se mantienen esos despidos, las 1.587 amortizaciones de puestos, y se abre la posibilidad de que se vayan unos 400 empleados más.
Los analistas de bancos estudian estas condiciones para comprobar que si se cumplirán los ahorros de costes prometidos por Bankia en el anuncio de la fusión. Este cálculo no se conocerá hasta que no se sepa cuántos empleados se van con el ERE.

Para mayores y menores de 55 años

Las condiciones variarán según la edad. Para los mayores de 55 años (o 54 en algunas comunidades), se pagará el 63% de la retribución bruta total, más una prima, que irá desde 6.500 euros (a los de 55, 56 y 57 años) hasta los 1.000 euros para los de 60. La indemnización se percibirá en renta hasta los 61 años para los más jóvenes o 63 años para los más mayores. El banco pagará la Seguridad Social hasta los 63 y recibirán una prima de ayuda a la jubilación que va desde 2.500 a 6.000 euros.

Para los menores de 55 años (o 54 en algunos territorios), se les ofrece dejar la entidad con una indemnización de 30 días por año trabajado, con un límite de 22 meses, más una prima variable. Si el banco quiere que un empleado cambie de ciudad por la fusión y se niega, se podrá acoger a las condiciones de los menores de 55 años, sin prima. Se pagará el desplazamiento del domicilio a partir de 50 kilómetros (4.000 euros), hasta 3.000 kilómetros, con 30.000 euros anuales. También se abonará 12.000 euros anuales si se cambia de residencia.

Otra reivindicación sindical era que se igualaran las condiciones salariales de los empleados de BMN, que estaban por debajo de las de Bankia. Se ha acordado que a este colectivo se le concederá una paga más en 2019 y 1,5 pagas en 2020.

Siguen los recortes en banca

Los horarios también se han negociado. Es un tema muy debatido en el sector porque los bancos quieren que las oficinas estén más tiempo abiertas para facilitar la operativa de los clientes y rentabilizar más las sucursales, cada vez menos usadas. El acuerdo es que se apliquen los horarios de Bankia a partir de julio de este año. Tendrán flexibilidad horaria los servicios centrales y las divisiones de zona y las territoriales. Donde haya excedentes de plantilla, si no hay voluntarios para estos horarios, la adscripción será obligatoria. El sistema de vacaciones continúa como hasta ahora.

La banca continúa los cierres de oficinas y los despidos. Este año empezó el Santander, tras la absorción del Popular, que ha cerrado un ERE que ha supuesto la salida de 1.100 personas; ahora Bankia quiere llegar hasta los 2.000 empleados, el 11,5% de su plantilla integrada, que es de 17.350 trabajadores. Tras la crisis, los bancos, y las antiguas cajas, han echado a uno de cada cuatro empleados y han cerrado una de cada tres oficinas. Y los recortes continúan mientras avanza la digitalización y los bajos tipos de interés reducen los márgenes.


Tomado de El Pais.com