contador gratuito
No icon

Crecen las protestas en Israel contra la nueva ley del Estado judío

La llamada ley Estado-nación, aprobada por el Gobierno más derechista de la historia de Israel, encabezado por Beniamin Netanyahu, está despertando una polémica sin precedentes en el Estado judío desde la formación de la actual coalición de Gobierno en el 2015.

La ley –aprobada con 62 votos a favor, 55 en contra y dos abstenciones– establece que Israel es “el hogar nacional del pueblo judío”, y será añadida a las leyes básicas constitucionales del Estado. A su vez, la norma declara Jerusalén capital del país, establece el calendario judío como el oficial del Estado y cambia el estatus de la lengua árabe de “oficial” a “especial”.

La ley establece que Israel es “el hogar nacional del pueblo judío”.

El próximo sábado por la noche, decenas de miles de judíos israelíes, drusos, beduinos, así como miembros de la comunidad árabe-palestina israelí, pretenden llevar a cabo una gran manifestación en la emblemática plaza Rabin, en el corazón de Tel Aviv. Incluso el presidente de Israel y miembro del partido en el Gobierno, el Likud, Reuven Rivlin, expresó su tajante oposición a una ley que aparentemente contradice la declaración de independencia de 1948, firmada por los fundadores del Estado, encabezados por David Ben Gurión, en la que se asegura el carácter judío del Estado pero que remarca la igualdad de todas las minorías ante la ley.

El jefe de Estado Rivlin declaró públicamente que está obligado a ratificar la ley, pero que la firmará en árabe a modo de protesta. Netanyahu, por su parte, se reunió con dirigentes de la comunidad drusa, una minoría religiosa que habita en Israel, así como los países colindantes de Líbano, Siria y Jordania, que se escindió del islam a finales del siglo X y que tiene un credo monoteísta. El 81

Comment As:

Comment (0)