contador gratuito
No icon

El reactor regional Embraer 190 tenia 10 años de antigüedad y acumulaba un buen historial de segurid

El de Durango es el primer incidente notorio de Aeroméxico Connect

Aeromexico Connect rompió esta noche su buen historial de seguridad.  Uno de sus aviones se estrelló ayer tras despegar desde el aeropuerto de Durango para realizar el vuelo AM2431 rumbo a Ciudad de México. El Embraer 190, reactor regional construido en Brasil, ha quedado prácticamente calcinado tras el impacto contra el suelo y de los 101 ocupantes que volaban en el aparato finalmente no se contabilizaron victimas mortales: 80 han sido atendidas por heridas y crisis de ansiedad y finalmente solo 18 han sido trasladados a diversos centros médicos en la zona según informó la Secretaría de Salud del Estado de Durango, cuya capital está a 900 kilómetros al noroeste de la capital del país.

Aeroméxico Connect es una operadora filial de la antigua compañía aérea de bandera Aeromexico, que fue privatizada en 2007. Su filial nació hace 30 años como compañía independiente operando pequeños aviones turbohélice japoneses y al cabo de dos ejercicios, en 1990 ya pasó a formar parte del grupo Aeroméxico, aunque con el nombre Aerolitoral,al que progresivamente se le fue añadiendo el logotipo de la empresa matriz en las colas: el Caballero Águila, el perfil de un guerrero valiente y heroico que en las ceremonias tenían el rostro cubierto por una máscara que imitaba la cabeza de un águila.

Los reactores llegaron a la filial en 2004 y el cambio de nombre definitivo al actual se realizó hace 10 años, en coincidencia con la llegada de los primeros aviones Embraer 190, modelo que ha sido el que sufrió el accidente tras despegar del aeropuerto internacional General Guadalupe Victoria. En los 30 años que tiene la compañía solo hay un historial de dos percances: de un lado, en 2001 uno de sus aviones Saab 340 tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia cerca del aeropuerto de Tijuana tras una rara y excepcional avería simultanea de sus dos motores.

El otro sucedió en 2010 y fue una simple salida de pista de un birreactor Embraer 145 en el que una rueda, al quedar fuera del asfalto hizo que el aparato se desequilibrara y una de las alas llegó a tocar el suelo. Este y el anterior coincidieron en no tener ninguna victima y de producirse en o cerca del aeropuerto de Tijuana, una instalación que oficialmente es conocida por la larga denominación de Aeropuerto Internacional General Abelardo L. Rodríguez y también es conocido desde 2015 por ser un aeropuerto binacional, pues su terminal está pegada a la frontera entre México y Estados Unidos.

La singularidad de un aeropuerto que sirve tanto a la California estadounidense como a la Baja California mexicana viene dada por un puente cubierto que pasa sobre la famosa frontera que Donald Trump está empeñado en reforzar en toda su extensión con la construcción de un enorme muro. En este caso, el puente, llamado Cross Border Xpress pasa sobre la valla que limita las fronteras de ambos países para facilitar, bajo un estricto control y pagando un extra al margen del billete de avión, el acceso al aeropuerto de Tijuana desde el Condado de San Diego, un servicio que el año pasado utilizaron cerca de dos millones de personas de los algo más de siete que pasaron por el aeropuerto en 2017.

La filial de Aeroméxico está presente en Tijuana y en otros 44 aeropuertos del país. También vuela a ocho aeropuertos de Estados Unidos y a cinco en países Centroamérica y el Caribe.Su flota actual está formada por 13 Embraer 170 y 48 Embraer 190. Los primeros tienen capacidad para 76 pasajeros y los más numerosos pueden transportar a 99 personas en dos clases: ejecutiva y turista. El avión que despegó de Durango y que tan solo voló unos minutos antes de caer era del segundo tipo. Estaba registrado como XA-GAL (el segundo grupo de letras y el logotipo pintados en la cola fueron las únicas partes del avión no afectadas por el incendio) y fue fabricado hace 10 años. Su propietario ha sido siempre la empresa estadounidense Republic Airline, especializada en operar para grandes aerolíneas como American, Delta y United en modo de franquicia.

Varios reactores regionales del fabricante Embraer aparcados en el aeropuerto de Ciudad de México

Varios reactores regionales del fabricante Embraer aparcados en el aeropuerto de Ciudad de México (JOF)

Así, el avión empezó volando para US Airways, posteriormente pasó a realizar enlaces de Midwest Airlines y en 2014 fue rematriculado en el registro mexicano, aunque el propietario siguió siendo Republic Airline y empezó a operar para Aeroméxico Connect, un cometido que realizó sin más novedad hasta ayer. Republic se queda sin avión (el seguro tendrá que negociar una indemnización) y la aerolínea mexicana cuenta desde ayer con un aparato menos, aunque todos los ocupantes del vuelo AM2431 podrán contarlo, no tan solo a sus allegados o a los medios, sino también a los equipos de investigación de accidentes e incidentes aéreos, que tendrán que averiguar que es lo que sucedió con ese Embraer 190 para emitir un informe oficial que sirva no para buscar culpables, sino para contar lo que realmente haya sucedido y realizar una serie de recomendaciones para evitar que un accidente así pueda pasar nuevamente.

 

 

 

Comment As:

Comment (0)