No icon

El economista Carlo Cottarelli anuncia que, si no consigue el apoyo del Parlamento, habrá elecciones

El presidente de Italia encarga formar Gobierno a un exdirectivo del FMI

La emergencia institucional en Italia es absoluta. Después de que la formación de Gobierno entre La Liga y el Movimiento 5 Estrellas saltase por los aires el domingo por la tarde a causa de su insistencia en colocar al frente del Ministerio de Economía al profesor Paolo Savona, un euroescéptico convencido, se buscan soluciones de urgencia. El presidente de la República, Sergio Mattarella, ha encargado al economista y exdirectivo del FMI Carlo Cottarelli, un experto en recorte del gasto público con experiencia en distintos Gobiernos italianos, que intente montar un Ejecutivo técnico que mantenga las cuentas a salvo hasta las elecciones del próximo otoño. 

Cottarelli ha confirmado el encargo al finalizar la reunión. El presidente le ha pedido que se presente en el Parlamento esta semana para obtener el apoyo que le permita llevar al país hasta unas elecciones. Pero hay dos posibles escenarios temporales, donde la misión variaría notablemente. “En caso de apoyo, el proceso incluirá la Ley de Presupuestos de 2019 y se votaría en enero. Si no tenemos la confianza, el Gobierno dimitiría y su función será llevar al país a elecciones después del mes de agosto. El Gobierno mantendrá una neutralidad”, ha explicado el posible nuevo primer ministro. 

Además, Cottarelli ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los mercados y a la Unión Europea, inquietos tras los acontecimientos de las últimas semanas. “La economía italiana se encuentra en pleno crecimiento y las cuentas públicas están bajo control. Un Gobierno guiado por mí aseguraría una gestión prudente de nuestras cuentas públicas. Un diálogo con Europa es esencial. Podemos hacerlo mejor que en el pasado, pero debe ser constructivo. Nuestro papel en la UE permanece esencial, como también lo es nuestra participación en el área del euro”. Tranquilidad para algunos, gasolina para maquinaria populista, que podrá presentarle como el hombre con el que el establishment consumó su golpe de Estado en la siguiente campaña electoral.

Porque el nuevo primer ministro no contará con el apoyo necesario en el Parlamento. Sin la Liga y el Movimiento 5 Estrellas, que tienen la mayoría absoluta en ambas cámaras, es imposible. Pero, además, la Forza Italia de Silvio Berlusconi ya ha anunciado que no le dará su apoyo para preservar la unidad de la coalición de centroderecha, que volverá a presentarse unida a las próximas elecciones. El único partido que se ha mostrado abiertamente a favor del nombramiento de Cottarelli —la primera iniciativa que les ha unido en meses— ha sido el Partido Democrático (PD). Pero los números no salen y Mattarella parece más centrado en ganar tiempo y en tener al frente del país a alguien de confianza hasta las siguientes elecciones, que en una hipótesis real de Gobierno. 

Los mercados han tomado nota de las turbulencias políticas. La prima de riesgo ha vuelto a subir hasta los 234 puntos y la bolsa ha regresado a los números rojos. La hemorragia permanece muy lejos de estar bajo control. Pero la Liga y el M5S siguen con su campaña de acoso y derribo contra Mattarella y han anunciado que estudiarán la posibilidad de provocar una suerte de impeachmentpara descabalarlo de la presidencia de Italia.

Comment As:

Comment (0)