contador gratuito
No icon

El presidente de Rusia amenaza con apuntar sus misiles hacia EE UU si Washington coloca cohetes en E

Putin promete medidas económicas y ayudas para las familias para recuperar la popularidad

Vladímir Putin quiere recuperar la confianza de los rusos. Consciente de que su popularidad está caída libre por la situación económica y las reformas sociales impopulares, el presidente de Rusia ha anunciado este miércoles un paquete de medidas económicas orientadas a mejorar la vida de las familias.


Tratando de poner los pies en el suelo y de ocuparse de los problemas reales, Putin ha prometido iniciativas para fomentar el crecimiento económico de una Rusia anclada en la recesión económica y para aumentar la natalidad. "Rusia pasa por un momento demográfico difícil", ha clamado en su discurso anual ante la Asamblea Federal. Alejado del discurso centrado en la retórica belicista de los últimos años, el líder ruso ha tratado de abrazar medidas sociales. Aunque como broche final ha lanzado una amenaza clara a Estados Unidos: si tras el abandono del tratado de desarme nuclear clave Washington coloca sus misiles en Europa, Rusia apuntará sus cohetes no solo a la UE, también a al país norteamericano.


El presidente ruso ha acusado a Estados Unidos de mentir y de utilizar excusas para abandonar el tratado de desarme nuclear de misiles de alcance intermedio, conocido como INF. Putin ha asegurado que Washington lleva años incumpliendo este pacto bilateral clave que data de la Guerra Fría. Y frente al discurso que había mantenido en los últimos tiempos de que Rusia solo emplearía medidas simétricas contra EE UU, Putin ha amenazado con utilizar también medidas "asimétricas" si Washington coloca sus cohetes en la Unión Europea. "Rusia se verá obligada a fabricar y emplazar tipos de armamento que pueden ser utilizados no sólo contra los territorios de donde provenga la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentren los centros de toma de decisiones para el empleo de los sistemas de misiles que nos amenacen", dijo. Es decir, si EE UU coloca sus misiles en la UE, Rusia enfocará los suyos no solo a Europa sino también a Estados Unidos.

Rusia afronta un invierno demográfico. La situación ha mejorado en los últimos años, como ha reconocido el presidente ruso, y ya no mueren más ciudadanos de los que nacen en Rusia. Pero aún así la natalidad sigue cayendo: en 2017 hubo un 10 por ciento menos de alumbramientos que el año anterior, según el Instituto Federal de Estadísticas. Y a esa pérdida de población y la provocada por las salidas —hay dos millones en el exterior y unos 60.000 rusos salen del país cada año para trabajar en otros en otros países, el 40 por ciento con educación superior, según varios estudios— se suma el renqueante crecimiento de la esperanza de vida: 68 años para los hombres 77 para las mujeres.

Putin quiere, por tanto, mas rusos en Rusia, y por eso ha anunciado un paquete de medidas orientados a incrementar la natalidad: ayudas a las familias numerosas, más plazas en las guardarías, menos burocracia para acceder a las ayudas sociales o ayudas con cargo al presupuesto público para que las familias con hijos puedan pagar la hipoteca.

Comment As:

Comment (0)