contador gratuito
No icon

Según la agencia S&P Global Ratings, el cierre parcial de la Administración de Estados Unidos puede

Las víctimas reales (e inocentes) del cierre del gobierno de EE. UU.

Ya es oficial: el actual cierre del gobierno de Estados Unidos es el más largo de la historia. Superó al de 22 días que sufrió Bill Clinton, en 1995. El cierre, provocado por la falta de acuerdo entre el Congreso (los demócratas principalmente) y el mandatario para aprobar un presupuesto que autorice US$5.700 millones para construir el muro, está destinado a ir más lejos, pues el consenso está lejos de llegar.

Los demócratas dicen que el muro es caro e innecesario y, por su parte, Trump, insiste en que es cuestión de "seguridad nacional". Pero mientras la batalla política crece, más de 800.000 personas cuyo salario depende de la Administración están en vilo. Desde el 22 de diciembre no reciben su salario.

Para hacer frente a la suspensión de pagos, miles de empleados federales han decidido optar a los subsidios de desempleo, a pesar de que técnicamente sí tienen trabajo.

Más de 4.700 trabajadores públicos se alistaron a las listas de desempleo en la última semana de diciembre, ya con el cierre administrativo, en comparación con los 929 de la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo.

Muchos trabajadores enfrentan crecientes crisis financieras, que no podían cubrir los costos de la guardería de sus hijos o hacer pagos de hipotecas u otras cuentas.

"Muchos de nuestros profesionales son madres solteras que se ven obligadas a trabajar sin paga, y aún tienen la responsabilidad de pagar por el cuidado de los niños y otros gastos, como la gasolina para ir al trabajo", dijo Eric Young, un representante sindical en la Oficina de Prisiones, organismo de seguridad con los empleados con menores salarios en la nación.

 

Otros efectos 

Un terminal del aeropuerto internacional de Miami estará cerrado del sábado al lunes para compensar la ausencia de algunos trabajadores de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) debido a la parálisis parcial del gobierno estadounidense.

No obstante, según reportó el Miami Herald, estos empleados federales están faltando por enfermedad a una tasa de más del doble de lo normal en el aeropuerto de Miami. El cierre del terminal permite enviar a los empleados de la TSA que sí están trabajando a los puntos de control más transitados, detalló el diario citando al mismo portavoz.

Eric Blake es meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes en Florida y una víctima del cierre parcial del gobierno estadounidense. Trabaja sin sueldo porque su función es considerada "esencial", pero las agencias con las que necesita asociarse para trabajar, no lo son.

En consecuencia, no puede cumplir su tarea de preparar al país para la próxima temporada de huracanes, luego de que las de 2017 y 2018 golpearan agresivamente las costas del sureste --en particular Florida, Puerto Rico, Texas y las Carolinas.

Más costoso que el muro

El cierre parcial de la Administración de EE.UU. ha supuesto una pérdida de 3.600 millones de dólares desde su inicio el 21 de diciembre y, de durar otras dos semanas, sumará 6.000 millones, un coste superior al que la Casa Blanca requiere para construir el muro con México, según la agencia S&P Global Ratings.

Esta entidad crediticia afirma que con quince días más de cierre de Gobierno la economía estadounidense perderá más que los 5.700 millones de dólares que el presidente del país, Donald Trump, está pidiendo a los demócratas en los nuevos presupuestos para la construcción del muro en la frontera sur con México.

En una nota remitida a sus clientes, la economista jefe de la entidad, Beth Ann Bovino, calcula que el cierre parcial del 25 por ciento de la Administración cuesta al producto interior bruto del país 1.200 millones de dólares por cada semana sin acuerdo entre los dos principales partidos del Congreso.

Aún así, advierte la agencia, este coste podría aumentar conforme más tiempo pase.

Comment As:

Comment (0)