No icon

¿Y si supieras que estos cambios concretos podrían añadirle a tu vida 12 o 14 años más? Pues así es,

Depende de ti, vivir una década más o morir de forma prematura

Una investigación de la Asociación Estadounidense del Corazón, que analizó 34 años de información médica y conductas saludables, sugiere que si las personas siguen cinco hábitos de vida saludables pueden prolongar su vida más de 14 años en el caso de las mujeres y 12 en el de los hombres.

El estudio, recomienda seguir estos cinco hábitos: no fumar nunca, mantener un índice de masa corporal sano, realizar ejercicio moderado, no beber mucho alcohol y tener una dieta saludable.

Mantener estos cinco hábitos saludables durante la edad adulta puede añadir más de una década a la esperanza de vida.

Los estadounidenses tienen una expectativa de vida promedio más corta (79,3 años) que casi todos los demás países de altos ingresos. El objetivo de este trabajo era cuantificar cuántos factores de estilo de vida saludable podrían ser capaces de impulsar la longevidad en Estados Unidos.

Los resultados indicaron que las mujeres y los hombres que mantuvieron el estilo de vida más saludable registraban un 82 por ciento menos probabilidades de morir de enfermedades cardiovasculares y un 65 por ciento menos de probabilidades de morir de cáncer en comparación con aquellos con estilos de vida menos saludables en el transcurso de los aproximadamente 30 años del periodo de estudio.

Los autores observaron cómo cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo:

  1. No fumar.
  2. Mantener un peso saludable, con un bajo índice de masa corporal (entre 18,5 y 24,9 kilogramos/m2).
  3. Realizar al menos 30 minutos o más al día de actividad física moderada a vigorosa.
  4. Beber alcohol con moderación. Por ejemplo, no más de una copa de 150 ml al día para las mujeres, dos para los hombres.
  5. Llevar una dieta rica y variada, baja en grasas saturadas, carne roja y azúcar.

Para los participantes del estudio que no adoptaron ninguno de los factores de estilo de vida de bajo riesgo, los investigadores estimaron que la esperanza de vida a los 50 años era de 29 años para las mujeres y de 25,5 años para los hombres. Pero para aquellos que adoptaron los cinco factores de bajo riesgo, la esperanza de vida a los 50 años se proyectaba en 43,1 años para las mujeres y 37,6 años para los hombres.

Es decir, una mujer estadounidense de 50 años que no siiguiera ninguno de esos 5 hábitos saludables moriría a los 79. Sí los sigue, vivirá hasta los 93. Por su parte, la proyección óptima de los hombres sería de 88 años.

En otras palabras, las mujeres que mantuvieron los cinco hábitos saludables ganaron, en promedio, 14 años de vida, y los hombres que lo hicieron ganaron 12 años, en comparación con aquellos que no siguieron esos hábitos saludables. En comparación con quienes no siguieron ninguno de los hábitos de vida saludables, los que adoptaron los cinco presentaron un 74 por ciento menos de probabilidad de morir durante el periodo de estudio.

Los investigadores también encontraron que había una relación dosis-respuesta entre cada comportamiento de estilo de vida saludable individual y un menor riesgo de muerte prematura, y que la combinación de los cinco comportamientos saludables estaba relacionada con la mayoría de los años adicionales de vida.

Este estudio explica la importancia de seguir hábitos de vida saludables para mejorar la longevidad en la población . Sin embargo, la adherencia a los hábitos de vida saludables es muy baja. Por lo tanto, las políticas públicas deberían poner más énfasis en la creación de alimentos sanos, entornos construidos y sociales para apoyar y promover una dieta y estilos de vida saludables”.

 

Comment As:

Comment (0)