contador gratuito
No icon

La aparición de los primeros síntomas de la enfermedad de Parkinson es progresiva.

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

Comienza entre cinco y 10 años antes de la aparición de los síntomas clínicos, cuando la mitad de las neuronas dopaminérgicas ya se ha perdido. Hay tres síntomas principales que caracterizan esta enfermedad.

Temblores en reposo

Los miembros, aunque en reposo, tiemblan lenta y regularmente, por  lo general de un lado. Estos temblores extremos desaparecen durante el movimiento voluntario y el sueño. Pueden aumentar durante el estrés o un gran esfuerzo de concentración. Estos son sin duda los síntomas más conocidos de la enfermedad de  Parkinson, sin embargo, sólo un paciente de cada tres sufre de temblores. En ocasiones, los temblores pueden deberse a otras causas y no al Parkinson.

Rigidez muscular

La rigidez muscular no se debe a una falta de tono muscular sino más bien a una exageración del tono muscular. En ese caso también la rigidez suele ser asimétrica en los brazos, la espalda o las piernas.
Algunos músculos pueden presentar resistencia a iniciar el movimiento. El gesto por lo tanto no es fluido sino a tirones.

Movimientos lentos (aquinesia)

La aquinesia es una ralentización en el movimiento y su iniciación. Los movimientos son lentos y limitados. Esto da como resultado que el paciente tenga dificultades para desplazarse, dando pasos muy cortos, haya menor expresividad facial y más monotonía en la voz.

La aparición de los síntomas es muy variable y puede estar influenciada por el estrés, las emociones o diferentes estímulos (visuales, auditivos...). Estas perturbaciones en el control de la motricidad a menudo están relacionadas con aspectos psicológicos específicos debido a la falta de dopamina.

La enfermedad también puede conducir a otros problemas menos conocidos, como la incontinencia urinaria o la disfunción eréctil.

Comment As:

Comment (0)