contador gratuito
No icon

Los especialistas recomiendan el chequeo como medida preventiva de salud a partir de los 40-45 años

Chequeo médico: qué pruebas incluye y por qué es importante a partir de los 40 años

El comienzo del año suele ir acompañado de buenos propósitos, muchos de ellos centrados en alcanzar un estilo de vida saludable, por lo que puede ser un buen momento para revisar la salud.

Como explica la Dra. Cecilia Almuiña Tojo, directora de International Medical Institute de Vithas Internacional, «a partir de los 40-45 años, o con anterioridad si existe algún síntoma o patología previa, es recomendable realizarse un chequeo para evaluar el estado de salud general y analizar posibles riesgos. De este modo se pueden establecer pautas preventivas o corregir hábitos para obtener una mejor calidad de vida».

Según la especialista, una parte fundamental del chequeo pasa por conocer con detalle los antecedentes personales y familiares de patologías del paciente, «de modo que podamos detectar posibles riesgos». A ello se suma la exploración física y las pruebas específicas recomendadas en cada caso.

Una vez realizadas las pruebas, el médico personal analizará los resultados de forma conjunta y determinará si es conveniente la consulta con algún especialista, así como la frecuencia con la que deberían de repetirse los exámenes.

«Los chequeos nos permiten prevenir la aparición de enfermedades o, en caso de que existan, detectarlas de forma precoz, de modo que podamos actuar con rapidez y eficacia», apunta la Dra. Almuiña.

Pruebas que debe incluir el chequeo médico
El médico personal determinará qué pruebas son necesarias en cada caso en función de la edad, del sexo, de los antecedentes o de la existencia de determinados síntomas. Lo habitual es que las exploraciones necesarias se realicen en el mismo día.

De forma general, como afirma la Dra. Almuiña, las pruebas básicas son: exploración médica completa, biometría, una analítica completa de sangre, orina y test de sangre oculta en heces, radiografía de tórax, ecografía abdominal, estudio cardiológico con ecocardiograma, electrocardiograma y prueba de esfuerzo y estudio oftalmológico y otorrinolaringológico.

Además, en el caso de las mujeres se realizará un estudio ginecológico, incluyendo una mamografía, y en el caso de los hombres, a partir de los 50 años –de los 40 años si existen antecedentes- se realizará una revisión urológica.

Comment As:

Comment (0)