contador
No icon

7 consejos para no perder la línea estas Navidades

Expertos en dietética y nutrición nos dicen qué se puede y qué no se puede comer.

Llegan las grandes cenas y comidas navideñas, esas que hacen temblar la báscula hasta a la más pintada. Sin embargo, siempre es posible saborear las comidas en familia sin necesidad de que estas causen estragos en la línea.

Ya hace unos días te explicábamos por qué no había que obsesionarse con el peso estas Navidades. Por si esto no suficiente, hemos pedido a un experto que nos facilite las pautas y normas de oro para algo que, en principio, nos parece sumamente difícil. Aitor Sánchez, dietista y nutricionista del Centro Aleris en Madrid, nos ofrece seis recomendaciones que nos vienen al pelo. Eso sí, ya te advertimos: a la hora de mantener el peso, no existen dietas milagrosas.

1. Primer consejo: no tener siempre expuestos los turrones, bombones y otros dulces navideños. Es decir, no deben estar al alcance de la mano ni de la vista. No se trata de encerrarlos bajo llave, pero tampoco que los veamos cada vez que pasemos por la cocina.

2. Nos cuidamos, hacemos ejercicio físico pero cuando quedamos con los amigos, las copas, las cañas o la comida siempre están por medio. Aitor Sánchez recomienda "cambiar el enfoque del ocio con nuestras amistades". Se puede quedar, por ejemplo, para hacer actividades físicas. ¿Difícil? Solo es cuestión de proponerlo.

3. Hay que evitar los dulces al final de las comidas. Pero tenemos un buen sustituto: frutos secos o frutas desecadas, también deliciosas y muy sanas. ¿Qué tal unas nueces con unos higos secos?

4. Tenemos que intentar que el alcohol no sea protagonista ni de comidas ni de cenas. Y no hay ningún tipo que se salve, "ninguno vale la pena", asegura el experto. En su lugar, propone bebidas alternativas como cerveza sin alcohol o agua con gas.

5. Comer en exceso nunca es recomendable, por lo que hay que tratar de no dilatar la Navidad o las grandes comilonas más allá de lo necesario. El 8 de enero hay que volver a la rutina, sí o sí.

6. ¿Practicar ejercicio después de una comida abundante es la solución? "Es saludable, pero pero no podemos pensar que sirve para compensar una comida copiosa", advierte el nutricionista. Aún así, "es buena idea ir a dar un paseo o moverse después de comer".
7. Un último punto para que reflexionemos: "Lo que engorda o es insano lo es tanto en Navidad como el resto del año: alcohol, bollería, embutidos... De estos productor es conveniente reducir su consumo".


Tomado Por Yahoo.es
Ericdress Halloween Sale!Up to 90% off Sitewide & Extra $20 off over $119, Code:Halloween20