contador
No icon

Con la zaga en cuadro, Valverde utiliza al lateral francés como central y hace debutar al colombiano

Mina-Digne, bendita improvisación

Ernesto Valverde cuenta con cuatro centrales en su plantilla, dos consagrados (Piqué y Umtiti), uno que sorprendió cuando se lo necesitó (Vermaelen) y otro por descubrir (Yerry Mina). Pero cuando el Txingurri miró a su grupo antes del duelo del domingo ante Getafe se encontró con un problema.
Umtiti estaba suspendido; Piqué, tocado; y Vermaelen, lesionado. Valverde no tuvo más remedio que improvisar una pareja de centrales frente al cuadro azulón: Yerry Mina y Lucas Digne, un dúo inédito, que dejó a Ter Stegen con la portería a cero.

“Era una defensa no habitual en la parte central. Lucas jugaba en una posición que no es la suya y Yerry debutaba en Liga, estamos contentos con el rendimiento de los dos”, destacó Valverde. El francés ya sabía lo que era jugar de zaguero; sin embargo, en el único duelo que había disputado en esa posición (el curso pasado ante Osasuna, 7-1) Luis Enrique armó una línea de tres, jugó arropado por Piqué y Mascherano. No desentonó el curso pasado, tampoco este domingo ante el Getafe. Todo lo contrario. Recuperó 13 balones, no perdió ninguno y tuvo un acierto del 96% en los pases.

La planilla de Mina también dejó mensajes positivos. Recuperó cuatro pelotas, fue el que más entradas con éxito realizó (tres) y estuvo acertado en los pases largos (siete). “Es una noticia positiva para nosotros que estos dos jugadores hayan estado bastante bien. Pasamos pocos apuros y eso que el Getafe nos hizo presión alta al inicio. Estoy contento con ellos, era una papeleta difícil para los dos, lo solventaron bien”, subrayó Valverde.

Había especial expectación por el estreno de Yerry Mina. Sobre todo, en Colombia. Nunca un futbolista del país cafetero había jugado con la camiseta del Barcelona. Después de los siete minutos que había disputado en Mestalla ante el Valencia en la vuelta de las semifinales de Copa, Mina se estrenó como titular ante su hinchada.

El colombiano encajó bien en el vestuario. Carismático, el excentral del Palmeiras se ganó a sus compañeros. Piqué charló con él en el túnel de vestuarios. “Gerard me dijo que estuviera tranquilo y que hiciera mi juego”, reveló el zaguero. Y antes de que comienza el partido recibió los consejos de Sergi Roberto y tuvo una breve conversación con Leo Messi. “El grupo me está haciendo sentir muy cómodo. Me ayudan en los errores”, reveló Mina.

Valverde cuenta ahora con una semana para recuperar a sus centrales. En principio, Vermaelen debería dejar atrás su lesión muscular y Piqué (ante el Getafe estuvo en el banquillo después de forzar frente al Valencia) estaría en condiciones de jugar ante el Chelsea, la semana que viene por los octavos de final de la Champions