contador gratuito
No icon

La CNMC lleva a los tribunales a las tres ciudades por entender que su regulación sobre pisos turíst

Competencia trata de tumbar las normas contra Airbnb de Madrid, Bilbao y San Sebastián

Golpe de Competencia al intento de los grandes Ayuntamientos de regular el boom de viviendas turísticas nacido al calor de Airbnb, al que muchos responsabilizan de contribuir a la subida de los alquileres y a la expulsión de los más desfavorecidos del centro de las ciudades. La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) anunció el martes que impugnará la normativa urbanística de Madrid, Bilbao y San Sebastián por considerar que vulnera “la competencia” y perjudica a consumidores y usuarios. Otras normas, aún no en vigor, en Barcelona y Valencia también podrían estar en la diana de la CNMC, alertan fuentes del organismo.

Imponer una licencia obligatoria a quien alquile su vivienda a turistas. Limitar el tipo de inmuebles que se pueden arrendar por periodos cortos. Son algunas de las medidas impulsadas por estos Ayuntamientos contra las que ahora arremete la CNMC. La batalla no acaba aquí. Nuevas normas que aprueben otras ciudades también podrían chocar contra la opinión del regulador de los mercados, que ahora envía los casos de Madrid, Bilbao y San Sebastián al Tribunal Superior de sus respectivas comunidades autonómas. Estos serán los que decidan si admiten el recurso y tumban, en parte o en su totalidad, las regulaciones municipales.

El organismo que preside José María Marín Quemada asegura que envió un requerimiento a los tres municipios para que le dieran explicaciones sobre la “necesidad y proporcionalidad” de estas restricciones o, en su defecto, para que las anularan. Ante la falta de una respuesta satisfactoria, la CNMC acudirá a los tribunales a través de un recurso contencioso-administrativo. Las conversaciones informales celebradas hasta ahora han dejado claro el abismo que separa al organismo independiente de los Ayuntamientos.

En su nota, la CNMC detalla las distintas regulaciones merecedoras, en su opinión, de un recurso por unas medidas con “efectos restrictivos sobre la competencia”. Madrid exige una licencia para alquilar apartamentos y viviendas turísticas. El municipio establece, además, un periodo de un año, ampliable a otro, hasta que se puedan otorgar de nuevo licencias en zonas como el distrito Centro. Según la normativa recién aprobada, se prohibirán alquilar como pisos turísticas aquellos que sin acceso independiente, lo que supone el 95

Comment As:

Comment (0)