contador gratuito
No icon

Seattle aprueba un impuesto para Amazon y otras grandes compañías por falta de viviendas

El Ayuntamiento de Seattle aprobó el lunes un nuevo impuesto, para las principales empresas de la ciudad, incluyendo Amazon, para financiar viviendas para personas sin hogar en un momento en que la ciudad registra un drástico aumento de los precios inmobiliarios por el fuerte crecimiento de la economía local.

El nuevo impuesto supondrá un gravamen de 0,14 dólares por hora para los empleados de las grandes compañías en Seattle. La propuesta inicial preveía un impuesto de 0,26 dólares/hora por trabajador.

Amazon, el mayor empleador de la ciudad dijo después de la aprobación del tributo rebajado que seguiría adelante con la planificación de un nuevo edificio de oficinas en el centro de la ciudad, cuya construcción había suspendido temporalmente.

El nuevo impuesto municipal está diseñado para recaudar entre 45 millones y 49 millones de dólares al año durante los cinco años de vigencia de los impuestos. El borrador original contemplaba la recaudación de hasta 75 millones de dólares al año.

El tributo se aplicará a todas las empresas que ganan más de 20 millones de dólares al año. Amazon había encabezado la oposición del sector privado al plan, diciendo a principios de este mes que suspendió su expansión en Seattle a la espera de la votación final en el Ayuntamiento. La cancelación del proyecto habría puesto en peligro la creación de 7.000 nuevos empleos en la ciudad.

Tras la modificación del impuesto, el vicepresidente de Amazon, Drew Herdener, dijo que la compañía había reanudado la planificación de la construcción del edificio llamado Block 18 en el centro de Seattle.

Sin embargo, Herdener advirtió que la compañía seguía muy preocupada por el enfoque hostil del Ayuntamiento: “(Eso) nos obliga a cuestionar nuestro crecimiento aquí”, dijo.

El impuesto también afectará a cadenas como Starbucks Nordstrom y los gigantes tecnológicos Apple, Google y Facebook que tienen suficiente presencia en Seattle como para estar sujetos al nuevo tributo.

Se espera que el impuesto corra a cargo de alrededor de 500 compañías, que representan el 3 por ciento del sector privado de la ciudad. Las compañías de atención médica están exentas, al igual que las organizaciones benéficas.

Los partidarios del nuevo impuesto dijeron que las empresas más rentables de Seattle deberían soportar una carga para aliviar la falta de viviendas de bajo coste en el centro de la ciudad ya que dichas empresas contribuyeron al fuerte incremento de los precios inmobiliarios que ha expulsado a los trabajadores pobres y muchas familias de clase media a las zonas periféricas de la ciudad.

Los partidarios citan datos que muestran que el precio medio de las casas en Seattle ha subido a 820.000 dólares.

El área metropolitana de Seattle tiene la tercera población sin hogar más grande de los Estados Unidos, casi 12.000 personas.

Seattle no es el único Ayuntamiento que ha aprobado un tributo especial para las grandes empresas. Denver ha promulgado un impuesto similar, y Chicago lo tuvo pero lo derogó.

Seattle ya tenía un gravamen de este tipo entre 2006 y 2009, pero fue derogado para ayudar a las empresas en medio de la recesión.

Comment As:

Comment (0)